El Salvador, en vilo por seis mil votos

  • 10 marzo 2014
Papeletas en El Salvador
EL FMLN obtuvo una estrecha ventaja sobre el partido Arena.

Era un resultado que nadie esperaba: la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en El Salvador se encuentra sin resolver, luego de que sólo poco más de seis mil votos separa a ambos candidatos.

Este domingo, en cadena de radio y televisión, el presidente del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, Eugenio Chicas, dijo que ningún partido podía declararse vencedor, situación que reiteró al mediodía de este lunes al indicar que aún hay que definir los resultados de algunas actas y el impacto de los votos impugnados.

Sin embargo eso no impidió que tanto Salvador Sánchez Cerén -candidato del gobernante Farabundo Martí para la Liberación Nacional y quien lidera e conteo- y Norman Quijano, del opositor Arena se declararan ganadores.

El representante del organismo electoral informó que con casi el 100% de las actas transmitidas, los votos que separan al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el Partido Arena es de apenas 6.634 votos, según indicó Eugenio Chicas.

El "escrutinio definitivo" se lleva a cabo este lunes, agregó.

Inesperado

Según Juan Carlos Pérez Salazar corresponsal de BBC Mundo para México y Centroamérica, pocos esperaban que ocurriera algo así

No sólo las últimas encuestas le daban una cómoda ventaja al candidato izquierdista, Sánchez Cerén, sino que el partido Arena (derecha) parecía haber implosionado por sus propios problemas internos.

Efectivamente -añade el corresponsal- en las últimas semanas el tema del expresidente Francisco Flores y el supuesto mal manejo que hizo de ayudas de Taiwán habían creado una división de grandes proporciones en el seno de Arena.

La semana pasada, el presidente del partido, Jorge Velado, acusó al candidato Norman Quijano de mantener

El presidente del TSE precisó que se reunió con el procurador para defensa de los derechos humanos para emprender acciones tendentes a distensionar el clima que se ha desarrollado a partir de una elección muy apretada.

Además, Chicas añadió que en estos momentos se encontrará "por separado con ambos partidos contendientes para aclarar las reglas del escrutinio definitivo y del procesamiento de las actas restantes".

Discurso de Sánchez Cerén

Sánchez Cerén, El Salvador
El candidato del FMLN habló como si fuera el ganador.

Pese a la información ofrecida por el TSE, el candidato del oficialista FMLN, Salvador Sánchez Cerén, apareció ante sus partidarios y ofreció un discurso como vencedor de la contienda electoral.

El resultado preliminar del TSE "plantea una tendencia que ya no se modifica" y es una "tendencia de triunfo", afirmó Sánchez Cerén, quien reconoció que sólo el máximo órgano electoral puede proclamar oficialmente a un ganador.

En su alocución, Sánchez Cerén exclamó que hay que "hacer que en El Salvador se respete la voluntad del pueblo salvadoreño que se ha expresado en esta segunda vuelta. Vencimos en la primera vuelta y ahora hemos vuelto a triunfar en la segunda vuelta", subrayó.

El representante del FMLN tuvo palabras de reconocimiento para el presidente Mauricio Funes, de quien dijo que "inició esta obra en el año 2009".

Acusación de fraude

Por su parte, el candidato de Arena, Norman Quijano, también se proclamó vencedor de los comicios. Su formación apuntó a posibles irregularidades en algunos centros de votación.

"Gracias a Dios por esta victoria que hemos obtenido esta noche", manifestó Quijano ante cientos de seguidores en la capital del país, San Salvador.

El candidato de Arena añadió que el TSE se abstuvo "maliciosamente" de escrutar "aproximadamente 235 actas que nos dan el triunfo, en los departamentos de Santa Ana, San Salvador, Cabañas y la Libertad".

Por esto, Quijano llamó a los observadores internacionales y al fiscal general del país, Luis Martínez, a que "se pronuncien sobre un fraude que están construyendo" en el TSE.

Un exguerrillero en la presidencia

Norman Quijano, Arena, El Salvador
El candidato de la oposición, Norman Quijano, denunció un "supuesto fraude".

Como explica el periodista de BBC Mundo en México, Alberto Nájar, Sánchez Cerén, maestro de educación básica, se unió en 1970 a las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), una de las cinco organizaciones que conformaron el FMLN que durante 12 años combatió contra el Ejército salvadoreño.

Un conflicto que según datos oficiales causó la muerte a 75.000 personas, dejó heridas a otras 8.000 y donde desaparecieron 12.000 mujeres, hombres y niños.

Es la historia que sus adversarios recordaron en las distintas contiendas electorales donde Salvador Sánchez ha participado, y por eso la insistencia de sus compañeros de filas para subrayar otra etapa de su pasado, cuando participó en las negociaciones que pusieron fin al conflicto armado.

Para el exministro de Educación, los Acuerdos de Paz de Chapultepec firmados en Ciudad de México entre el gobierno de Alfredo Cristiani y la comandancia general del FMLN, marcaron el inicio de una nueva vida.

Fue el 16 de enero de 1992, el día que Sánchez Cerén dejó las armas y se encaminó junto con sus compañeros de la guerrilla en la ruta de la política electoral.

Desde el fin del conflicto armado el FMLN intentó ganar la presidencia de El Salvador con dos candidatos que surgieron de su antigua comandancia general: Facundo Guardado quien fue candidato en las elecciones de 1999, y Schafick Handal durante los comicios de 2004. Aunque los dos perdieron los comicios, su participación fortaleció la presencia electoral del partido que finalmente alcanzó el poder con el periodista Mauricio Funes como candidato presidencial.

De confirmarse la victoria de este domingo, Sánchez Cerén será el primer ex comandante guerrillero en gobernar a su país, un camino donde otros compañeros suyos en la Guerra Civil fracasaron.