Venezuela: la Iglesia pide al gobierno desarmar a "grupos violentos"

  • 14 febrero 2014
Diego Padrón, presidente Conferencia Episcopal de Venezuela
El líder de la Iglesia Católica en Venezuela hizo un llamado a la reconciliación.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, Diego Padrón, se pronunció este viernes sobre los hechos de violencia que se produjeron en el país el pasado miércoles que dejaron tres muertos y más de 60 heridos y señaló que el gobierno debe controlar y desarmar a los "grupos violentos".

"Es precisamente a esos grupos violentos a los que el gobierno no ha podido controlar y el llamado es a que los controle, porque eso entra precisamente dentro de la política de desarme. Se debe hablar de desarme teniendo en cuenta como política que es necesario desarmar a los grupos violentos", declaró Padrón, arzobispo de Cumaná.

"Estamos dispuestos a colaborar con todo lo que contribuya desde nuestra postura, que no es de tener armas sino de disuadir a quienes son violentos o utilizan la violencia a que bajen el espíritu de violencia y contribuyan a la paz", reiteró.

El religioso también leyó un comunicado de la Conferencia en el que los obispos venezolanos exigen "una exhaustiva investigación y el castigo a los culpables, en el marco de la Constitución y las leyes observando el debido proceso judicial" sobre lo ocurrido y piden a los "dirigentes de todos los partidos y agrupaciones, tanto sociales como políticas" que alienten a sus partidarios a contribuir a bajar las tensiones, al reconocimiento de los adversarios y a la mutua reconciliación.

El balance oficial de los incidentes registrados el miércoles es de tres muertos, 66 heridos graves y 69 detenidos.

Lea también: Venezuela: el movimiento estudiantil reta de nuevo al chavismo