Ignorancia de niños y padres británicos sobre escritos de la Biblia

  • 7 febrero 2014
Natividad
Las historias de la Biblia son "tan vitales ahora como siempre", comentó el obispo de Londres.

Una investigación llevada a cabo en Reino Unido para la Sociedad Bíblica sugiere que existe ignorancia generalizada sobre el Nuevo y el Viejo Testamento.

Casi un tercio de los niños consultados en el sondeo no sabía que la Biblia cuenta la historia sobre el nacimiento de Jesús.

Un número similar de jóvenes nunca habían escuchado de Adán y Eva o la Crucifixión.

Los padres encuestados también mostraron, en algunos casos, mayor ignorancia o confusión en torno a los relatos bíblicos.

¿Noé, Cristo o Harry Potter?

Libro de Harry Potter
Algunos creían que las historias bíblicas estaban en los libros de Harry Potter.

El estudio reveló que toda una generación de niños tiene muy poco conocimiento sobre las historias más importantes que forman la base del Cristianismo.

De los menores encuestados, más de un tercio no pudieron identificar que las historias del Buen Samaritano o de David y Goliat venían de la Biblia.

Muchos de los padres que respondieron la encuesta veían a la Biblia como una fuente de valores morales para sus hijos.

Pero casi la mitad no sabían que la historia del Arca de Noé está en los textos sagrados y muchos confundieron las historias bíblicas con pasajes de la conocida película Harry Potter.

La Sociedad Bíblica que comisionó el estudio dijo que los resultados son "sintomáticos del hecho que muchos niños nunca han leído, visto o escuchado estas historias".

En un preámbulo al informe, el obispo de Londres, Richard Chartres, señaló que compartir las historias de la Biblia "es tan vital ahora como siempre".

"Muy pocos niños tienen la oportunidad de escuchar y reflexionar sobre el contenido de este libro que puede cambiar vidas", expresó.

Añadió que aún los que conocían las historias no aprovechaban sus extraordinarias lecciones en su vida adulta.

James Catford, jefe ejecutivo de la Sociedad Bíblica dijo: "La contribución de la Biblia a nuestra cultura -idioma, literatura, artes visuales y música- es inmensa. No importa quién sea o de dónde venga".

"La Biblia enriquece la vida y cada niño debería tener la oportunidad de conocerla", concluyó.

Contenido relacionado