Hija adoptiva de Woody Allen lo acusa de abusos sexuales

  • 2 febrero 2014
Woody Allen
Woody Allen es señalado por abusos sexuales por su hija adoptiva, Dylan Farrow, quien por primera vez en una carta pública con la firma de la joven.

Dylan Farrow, hija adoptiva del director de cine estadounidense Woody Allen, publicó una carta en la edición digital de The New York Times en la que relata los supuestos abusos sexuales a los que la sometió el cineasta cuando ella tenía 7 años.

Este domingo, el director calificó las declaraciones de "falsas y vergonzosas" y dijo que responderá en breve a las acusaciones.

El caso salió a la luz en 1993, en medio de la batalla legal entre Woody Allen y Mia Farrow por la custodia de la menor.

El cineasta siempre negó las acusaciones y los cargos se retiraron por inconsistencia de las pruebas, por lo que Allen nunca fue imputado.

Tras guardar silencio durante años, Dylan Farrow cuenta ahora en primera persona los hechos que, según su relato, ocurrieron en una ocasión en el ático de la casa donde vivían, pero se repitieron en distintos momentos y contextos de la vida familiar, siempre a espaldas de la madre.

"¿Cuál es su película favorita de Woody Allen? Antes de responder, usted debería saber esto: cuando tenía 7 años, Woody Allen me tomó de la mano y me llevó a un ático oscuro, casi un closet, que estaba en el segundo piso de nuestra casa. Me dijo que me acostara sobre mi vientre y jugara con el tren eléctrico de mi hermano. Luego me agredió sexualmente", escribió Farrow, que ahora tiene 28 años, en la nota hecha pública el sábado.

Según señala en la carta, los constantes abusos a los que la sometió Allen la marcaron mientras crecía y la llevaron a sufrir desórdenes alimenticios y a tener problemas para relacionarse con hombres.

"El hecho de que se saliera con la suya me atormentó a medida que fui creciendo", escribió la joven, que ahora vive en el estado de Florida con otro nombre.

Acusaciones "falsas y vergonzosas"

Este domingo, una representante del cineasta dijo que Allen ha leído el artículo, tachó las declaraciones de su hija de "falsas y vergonzosas" y afirmó que responderá en breve a las acusaciones de la joven.

"En su momento, se llevó a cabo una investigación muy completa por expertos independientes nombrados por una corte. Los expertos concluyeron que no había pruebas creíbles de abuso sexual, que Dylan Farrow no podía distinguir entre fantasía y realidad y que Dylan Farrow había sido probabablemente instruída por su madre. Nunca se presentaron cargos", indica en un comunicado Leslee Dart, representante de Allen en un comunicado que fue publicado por los medios estadounidenses.

"Se han escrito infinidad de pizas sobre este caso, pero es la primera vez que Dylan Farrow misma escribe del asunto en público. Es importante destacar que Woody Allen nunca fue imputado y ha negado reiteradamente cualquier acusación", advierte Nicholas Kristof, columnista de The New York Times, en cuyo espacio se publicó la carta.

Y agrega: "Merece la presunción de inocencia" hasta que haya una causa legal que pruebe lo contrario.

Cuando se investigaron las acusaciones, a comienzos de los años 90, un panel de psicólogos designado por la fiscalía y la policía concluyó que Dylan no había sido abusada: no hay "evidencia suficiente", señalaron, para probarlo.

La controversia se reavivó cuando uno de los fiscales dijo, tiempo después, que había "probablemente causa" para procesar al cineasta, pero que habían preferido no hacerlo para proteger a la menor.

Allen, por su parte, ha señalado a Mia Farrow como la artífice de una campaña de difamación en su contra, que se ha alimentado de sucesivas acusaciones sin fundamento, al decir del artista.

Polémico homenaje

Dylan Farrow
En las páginas de The New York Times, la hija adoptiva de Allen y Farrow dice que alza la voz para ayudar a aquellas personas que ocultan abusos.

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, la misiva de Farrow se publica después de las críticas que el pasado 12 de enero lanzó Ronan Farrow -hijo biológico de Woody Allen y Mia Farrow- contra su padre, a raíz del premio a la trayectoria que el director recibió en la última entrega de los Globos de Oro.

Durante la gala de estos premios, la actriz Diane Keaton recibió el galardón en nombre de Allen -quien tradicionalmente se mantiene lejos de las alfombras rojas y las galas de la industria del cine- y le rindió un sentido tributo en el escenario.

Ronan Farrow, en cambio, utilizó su cuenta en la red social Twitter para reiterar la acusación de que el director había abusado de su hermana Dylan.

"Me perdí el tributo a Woody Allen. ¿Pusieron la parte en que una mujer confirmó públicamente que él abusó de ella cuando tenía siete años?", preguntó Farrow con ironía en su tuit.

Ronan Farrow no tiene contacto con su padre, quien se separó de su madre en 1992, después de que ésta descubriera que Allen mantenía una relación oculta con la hija adoptiva de Mia Farrow y el compositor André Previn, Soon-Yi.

El periodista Kristof apunta, en su introducción a la carta, que la voz de la hija del realizador debe ser oída tras el debate surgido a raíz de los Globos de Oro.

Contra el artificio

En el escrito, la hija de Allen critica la constante celebración que Hollywood hace de su padre, al que califica de "depredador" que trajo "el caos a nuestro hogar".

Dylan menciona por nombre a algunos actores de talla, como Cate Blanchett o Alec Baldwin, a los que increpa por "hacer la vista gorda" y seguir trabajando para Allen.

Por su parte, la actriz australiana dio una respuesta a la carta, señalando que espera que "hallen un cierre y un poco de paz" en lo que, en palabras de Blanchett, "obviamente ha sido una larga y dolorosa situación" familiar.

Para explicar la publicación de la carta abierta, Dylan Farrow reveló que su decisión de alzar la voz en este momento estuvo en parte disparada por el anuncio de las nominaciones al premio Oscar, el mes pasado.

La última película de Woody Allen, "Blue Jasmine", está nominada en tres categorías para la próxima edición de los premios de la Academia del Cine, entre ellos el de mejor actriz principal para Blanchett y el de mejor guión original para el propio Allen.