EE.UU.: informe oficial no encuentra mayor objeción ambiental a oleoducto Keystone

  • 31 enero 2014
construcción del Keystone
El proyecto Keystone XL es uno de los más polémicos de los últimos tiempos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos presentó este viernes un esperado informe sobre uno de los proyectos petroleros más grandes y más polémicos de Norteamérica, el oleoducto Keystone XL.

En su informe, el Departamento de Estado no encontró mayores objeciones ambientales a la construcción del oleoducto de casi 2.000 kilómetros, que tiene previsto vincular las arenas de alquitrán en Canadá con las refinerías en Texas.

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, el Keystone XL es uno de los proyectos más controversiales de los últimos años, hasta el punto que puede terminar definiendo el legado ambiental y energético del presidente Barack Obama.

Las opiniones favorables sobre los beneficios económicos que traería el proyecto contrastan con la oposición de grupos ambientales y con el escepticismo de la Casa Blanca.

En 2012, el presidente rechazó la construcción con el argumento de que no había tenido suficiente tiempo para revisar el proyecto con miras a una fecha límite impuesta por los republicanos.

Como el proyecto de US$7.000 millones cruza una frontera internacional, el Departamento de Estado fue encargado de producir el documento técnico y su aprobación es necesaria.

El proyecto ahora se enfocará en discutir si sirve a los intereses nacionales, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Estado. En ese proceso, la entidad consultará con ocho agencias nacionales antes de que se tome una decisión final.

En una primera reacción, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo que "el informe de la administración confirma una vez más que no hay razón para que la Casa Blanca continúe frenando la construcción del oleoducto".

Lea también: Polémico oleoducto "no presenta riesgos para el clima"