Magnate retira recompensa que ofrecía al que se casara con su hija lesbiana

  • 31 enero 2014
Gigi Chao y su pareja
Sean Eav y Gigi Chao están casadas desde 2012.

El magnate chino Cecil Chao retiró este viernes la recompensa de US$65 millones que ofrecía al hombre que lograra conquistar a su hija lesbiana Gigi Chao, luego de que ella le escribiera pidiéndole que la acepte como es.

En la carta abierta publicada el miércoles por el diario South China Morning Post, Gigi le recordó a su padre que ya tiene una pareja estable, Sean Eav, con quien tiene una relación desde hace nueve años y con quien se casó en 2012.

"No te pido que seamos los mejores amigos, sólo que significaría muchísimo para mí si pudieras no tenerle a ella tanto miedo y tratarla como un ser humano normal y digno. Estoy orgullosa de mi vida y no escogería vivirla de ninguna otra manera", escribió.

Finalmente, Cecil Chao dijo en una entrevista ofrecida a CNN que su hija es dueña de su vida privada: "Si es su decisión, tengo que acatarla".

"No estoy tratando de usar el dinero para comprar su felicidad, ella misma tiene que escogerla. Sólo tiene 33 años. La vida cambia", aseguró el hombre de 77 años, sugiriendo que las preferencias sexuales de su hija pudieran cambiar con el tiempo.

El padre, sin embargo, se negó a aceptar a Sean Eav: "No tengo que aceptarla en mi familia", sentenció.