Detroit quiere 50.000 inmigrantes para regenerar su economía

  • 24 enero 2014
Gov. Rick Snyder
Rick Snyder cree que los inmigrantes pueden regenerar Detroit.

El gobernador del estado de Michigan, el republicano Rick Snyder, reveló este jueves un plan para solicitar al gobierno de Estados Unidos 50.000 visas de trabajo especiales en los próximos cinco años para atraer a inmigrantes a Detroit.

El objetivo de Snyder es hacer un llamado a inmigrantes capacitados dispuestos a vivir en la ciudad en bancarrota durante al menos cinco años para regenerarla.

''Enviemos un mensaje a todo el mundo: Detroit, Michigan, está abierto al mundo", dijo Snyder en una conferencia de prensa en la que presentó su plan.

La propuesta contempla la solicitud al gobierno federal de 50.000 visas EB-2 reservadas para inmigrantes que tienen títulos superiores o muestran habilidades especiales en ciertos campos.

Por el momento, la Casa Blanca no se ha pronunciado al respecto.

Está previsto que el gobernador se reúna el viernes con funcionarios del gobierno del presidente Barack Obama para abordar la propuesta.

Snyder indicó que espera que su gobierno pueda actuar unilateralmente sin necesidad de una legislación especial.

El programa no requeriría de un rescate financiero federal, indicó el líder: lo que se pediría es que se relajen las leyes migratorias y los límites impuestos a los visados.

"¿No es esta una gran manera de hacer algo importante en Detroit, sin necesidad de enviar contribuciones financieras de gran escala del gobierno federal?", le dijo el gobernador a los periodistas.

Esperanzas

Una casa abandonada
Muchos residentes de Detroit han decidido dejas la ciudad.

Los males de Detroit han sido extensamente documentados: una antigua potencia económica, la cuna de la industria del automóvil, reducida a cenizas, venida a menos, empobrecida y en decadencia.

Snyder espera que la disponibilidad de un grupo de trabajadores talentosos motive a las compañías a crear nuevos puestos de trabajo, con consecuente reactivación de la economía de la ciudad.

En el evento en el que se anunció la propuesta, el líder indicó que las visas EB-2 tienen el objetivo de tramitar el ingreso al país de individuos con educación superior y con destrezas excepcionales en las industrias automotriz, la tecnología de la información y los sectores de la salud y las ciencias de la vida.

Los inmigrantes que apliquen con ese tipo de visas no necesitan tener una oferta de trabajo previa.

Detroit tiene una deuda de entre US$18.000 millones y US$20.000 millones. De estos, US$9.000 millones se explican por el aumento del costo de las pensiones y la salud.

Los servicios básicos se han reducido al máximo, y muchos residentes han optado por marcharse. Hoy día, la ciudad es hogar de 700.000 habitantes. En su momento de mayor gloria la cifra superaba los dos millones.

Lea: El sueño americano transformado en pesadilla

Contenido relacionado