"Desesperación" de desplazados por violencia en Sudán del Sur

  • 2 enero 2014
Una madre con su bebé en un campamento improvisado a orillas del Nilo
Los desplazados a orillas del Nilo no tienen agua potable, según Médicos Sin Fronteras.

Agencias de ayuda humanitaria dijeron que decenas de miles de personas que abandonaron sus hogares por la violencia en Sudán del Sur "están en una situación desesperada y requieren ayuda urgente".

Muchas personas han huido hacia un campamento a orillas del Nilo, luego de cruzar el río en botes para escapar a los enfrentamientos en la ciudad de Bor entre el ejército leal al presidente Salva Kiir y rebeldes controlados por el exvicepresidente Riek Machar.

El jefe de misión de Médicos sin Fronteras dijo que los desplazados no tienen agua potable y han estado bebiendo aguas contaminadas del Nilo. Tampoco existe ningún tipo de pozo negro u otra solución de saneamiento, por lo que las condiciones son propicias para el surgimiento de un brote de cólera.

Los enfrentamientos comenzaron el 15 de diciembre y dejaron ya más de mil muertos y cerca de 100.000 desplazados.

Ambas partes dijeron que participarán de conversaciones de paz en Etiopía, pero la violencia continúa.