Primer ministro japonés visita controvertido santuario de guerra

  • 26 diciembre 2013
Shinzo Abe, primer ministro japonés
El primer ministro aseguró que su visita tuvo como objetivo poner de relieve su oposición a la guerra.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, visitó de forma sorpresiva el controvertido santuario de guerra de Yasukuni –se trata de la primera visita de un primer ministro en más de siete años.

El santuario es un homenaje a los caídos japoneses en la guerra pero también alberga los restos de militares japoneses condenados por crímenes contra la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial y es visto con desagrado por parte de China y Corea del Sur.

Ambos países fueron ocupados por las fuerzas japonesas antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

China expresó de inmediato su desaprobación. Un funcionario llamó la visita como "inaceptable", mientras que un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores exhortó a Japón a corregir su error.

Sin embargo, Abe dijo que valora las relaciones con ambos países y que su visita tenía como objetivo poner de relieve su oposición a la guerra.

Es probable que la visita inflame aún más las tensiones entre China y Japón, que están envueltos en varias disputas territoriales.

Contenido relacionado