Lockerbie: 25 años después se sigue buscando justicia

  • 21 diciembre 2013
Ceremonia en Lockerbie
Con coronas de flores se dio inicio a la conmemoración de la tragedia.

Coronas de flores fueron depositadas en el cementerio Dryfesdale, en Lockerbie, en conmemoración del 25 aniversario del atentado con bomba que derribó un avión de pasajeros sobre esa localidad en Escocia.

270 personas murieron el 21 de diciembre de 1988, cuando un avión de la desaparecida aerolínea estadounidense Pan Am, que cubría la ruta Londres-Nueva York, explotó sobre la localidad de Lockerbie al estallar una bomba a bordo.

Las ceremonias de remembranza se realizarán también en la Abadía de Westminster, en Londres, y en el cementerio Nacional de Arlington, a las afueras de Washington, Estados.

El atentado de Lockerbie sigue siendo el atentado más mortífero jamás cometido en el Reino Unido y hasta los ataques del 9/11, también fue responsable de la mayor pérdida de estadounidenses en un ataque de ese tipo.

Un hombre de nacionalidad libia, Abdelbaset al-Megrahi, fue el único condenado por el ataque, aunque siempre mantuvo su inocencia. El hombre murió en Libia, en 2012, a causa de un cáncer después de ser repatriado por razones humanitarias.

Devastación

Devstación
Restos del avión cayeron sobre las casas matando a 11 personas en tierra.

La pequeña localidad de Lockerbie, en el sur de Escocia, quedó devastada cuando el avión se desplomó contra las viviendas, matando 11 de sus habitantes.

Craig Lynes, representante del gobierno estadounidense, declaró en la ceremonia que nada podría resarcir la pérdida de esa noche pero que "podemos seguir y continuaremos luchando por la justicia".

Añadió que el mundo ha visto muchos cambios, grandes y chicos, en los años desde ese diciembre 21 de 1988.

"Es con orgullo que declaramos una vez más nuestro firme compromiso de seguir luchando contra el terrorismo. Es un deber que tenemos con cada uno de ustedes", manifestó el funcionario.

El canónigo Patrick Kegans, quien era el párroco de Lockerbie cuando sucedió el atentado, dijo que el aniversario "había traído a la superficie muchas emociones que la gente tenía guardadas durante 25 años".

"Otros aniversarios han sido más calmados. Este nos hace recordar la devastación y el horror que todos experimentamos hace 25 años", dijo a un programa de la BBC.

La mayoría de los pasajeros y tripulación a bordo eran ciudadanos de Estados Unidos.

En ese país, se realizará una ceremonia de "esperanza y remembranza" en la capilla Hendricks de la Universidad de Syracuse, Nueva York, que perdió 35 estudiantes que regresaban de realizar cursos en el campus de Londres.

Los eventos en el Cementerio Nacional de Arglington, en las afueras de Washington DC, se centrarán alrededor de un túmulo conmemorativo que consta de 270 ladrillos de piedra escocesa -en representación de cada una de las víctimas.

En busca de la verdad

Al-Megrahi
Al-Megrahi fue el único condenado por el atentado.

Un sólo individuo, Abdelbaset al-Megrahi, fue condenado por el atentado en un tribunal especial escocés que se realizó en Holanda, en 2001.

Al-Megrahi fue luego repatriado a Libia, en 2009, tras haber sido diagnosticado con cáncer de próstata avanzado. Murió en Trípoli el año pasado.

En una entrevista con la BBC, su familia repitió su intención de apelar la condena. Su hermano Abdel-Hakim al-Megrahi dijo que la familia quiere que "se revele la verdad".

Añadió que espera que el gobierno libio ayude a financiar el proceso de apelación.

Oliver Miles, exembajador británico en Libia, dijo que la verdad sobre el atentado podría nunca ser conocida pero que "si hubo un autor intelectual, fue Gaffafi (el depuesto y muerto hombre fuerte de Libia)".

"Fue una atrocidad tan impactante e inmensa que es claro que nadie descansará hasta que encontremos la verdad", manifestó a la BBC.

Sin embargo manifestó que "no creo que la verdad se conocerá jamás así que probablemente estaremos hablando de esto por muchos años".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.