Argentina: revierten fallo y condenan a absueltos en caso Marita Verón

  • 17 diciembre 2013
Marita Verón
Marita Verón fue secuestrada el 3 de abril de 2002.

En Argentina, este martes la Corte Suprema de la provincia de Tucumán revocó parcialmente el polémico fallo del 11 de diciembre de 2012 que absolvió a los 13 imputados en el secuestro de María de los Ángeles "Marita" Verón y que conmocionó al país.

Los tres jueces -Antonio Estofán, Antonio Gandur y Claudia Sbdar- decidieron condenar a diez de los acusados, manteniendo la absolución de otros dos.

Así pues, en un fallo de 120 páginas, han sido declarados culpables de "retención y ocultamiento agravado para el ejercicio de la prostitución" José Fernando "Chenga" Gómez, su hermano Gonzalo José Gómez, Daniela Natalia Milhein y Andrés Alejandro González.

Los otros seis condenados, Juan Humberto Derobertis, María Azcuena Márquez, Mariana Natalia Bustos, Carlos Alberto Luna, Cynthia Paola Gaitán y Domingo Pascual Andrada, fueron declarados "partícipes necesarios".

En cambio, otros dos implicados, María Jesús Rivero y su hermano Víctor, denunciados por la madre de Marita, Susana Trimarco, por haber ordenado el secuestro, quedaron absueltos, mientras que la principal acusada, la dueña de prostíbulos Lidia Irma "Liliana" Medina, ya había fallecido.

Según la periodista de BBC Mundo en Argentina, Veronica Smink, el fallo que absolvía a los imputados causó un enorme rechazo en la sociedad argentina hace un año y llevó a una serie de manifestaciones en las que hubo destrozos.

En tanto, los tres jueces originales del caso -Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano- fueron destituidos por la legislatura tucumana.

Lea también: desenlace inesperado en el caso Marita Verón

La búsqueda de Marita continúa

Susana Trimarco
Trimarco se infiltró en las bandas de trata de personas y luego inició una fundación que ha rescatado a más de 400 mujeres de la explotación sexual.

Trimarco, que se hizo pasar por proxeneta para tratar de encontrar a su hija, batalló durante una década para que se hiciera justicia.

El caso se convirtió en un símbolo de la lucha contra la trata de personas.

Marita desapareció a los 23 años de edad el 3 de abril de 2002, cuando iba a la maternidad de San Miguel de Tucumán, cerca de su casa, para realizarse un examen ginecológico.

Según la agencia de noticias argentina Télam, Trimarco no agradecerá a la Corte el cambio del fallo, pues los jueces "sólo cumplieron con su obligación" y seguirá buscando a su hija.

Ni siquiera se sabe si Marita -quien tiene una hija- está viva o muerta.

Télam también cita a José D'Antona, uno de los abogados de Trimarco, quien dijo que la decisión del tribunal "es un logro jurídico y social, porque jueces de la provincia revocan el fallo absolutorio, realizan una lectura de género y hablan de trata, a pesar de que Marita desapareció antes de que la ley 26364 esté vigente".

D'Antona agregó que "una nueva sala deberá fijar sólo las condenas que pueden ir de 5 a 15 años" y que "no puede ser la sala de origen, ya que los jueces tienen pedido de juicio político".

En el proceso, tanto la querella como la Fiscalía habían solicitado hasta 25 años de prisión para los imputados.