EE.UU. y Reino Unido suspenden ayuda no letal para rebeldes sirios

  • 11 diciembre 2013
Rebeldes sirios
La ayuda no letal incluye material militar como chalecos anbtibalas y anteojos de visión nocturna.

Estados Unidos y Reino Unido suspendieron toda la ayuda de material no letal que otorgaban a la oposición en el norte de Siria.

Un portavoz de la embajada de Estados Unidos en Ankara, Turquía, indicó que la decisión fue tomada después de que rebeldes islámicos tomaron el control de bases que pertenecen al Ejército Libre de Siria (FSA), que apoya Occidente.

Las bases en la localidad de Bab al Hawa, en la frontera con Turquía, están ahora bajo control de los combatientes del Frente Islámico, una nueva alianza de los principales grupos rebeldes.

La ayuda que será suspendida incluye materiales militares, como chalecos antibalas y anteojos de visión nocturna, la cual era distribuida a través de organizaciones internacionales y no gubernamentales.

El portavoz indicó que la ayuda humanitaria no se verá afectada.

Nueva alianza

El mes pasado, siete de los principales grupos rebeldes declararon que estaban formando la mayor alianza que ha habido en los 33 meses de la guerra civil en Siria, con lo que se calcula serán unos 45.000 combatientes.

Visor nocturno
La ayuda no letal incluye equipo como anteojos de visión nocturna.

Indicaron que el nuevo Frente Islámico era una "formación independiente política, militar y social", cuyo objetivo era derrocar al gobierno del presidente Bashar al Asad y establecer un Estado islámico.

Añadieron que el frente no incluye a afiliados de al Qaeda, como el Estado Islámico en Irak y Levante (ISIS) y el Frente al Nusra, pero su acta constitutiva recibe positivamente a los "Muhajirin" (combatientes extranjeros) como "hermanos que nos apoyan en la yihad", al tiempo que sugiere que están dispuestos a cooperar con ellos.

La semana pasada, el Frente Islámico anunció que se retiraría del comando del Consejo Militar Supremo del FSA, el cual está alineado a la Coalición Nacional de oposición.

Y cuatro días después, los combatientes expulsaron de sus bases a las fuerzas del Consejo en Bab al Hawa, las cuales manejaban armas y equipo que había sido llevado a Siria desde Turquía y que supuestamente fue provisto por Estados Unidos.

Un portavoz de la cancillería británica le dijo a la BBC que la suspensión de ayuda no letal era temporal.

Reino Unido otorga más de US$32 millones en material no letal, incluidos vehículos todo terreno, chalecos antibalas, generadores, equipos de comunicación, purificación de agua y protección contra ataques químicos.

Contenido relacionado