Ucrania: se reagrupan miles de manifestantes en Kiev

  • 30 noviembre 2013
Manifestantes en Kiev
Manifestantes que apoyan una mayor integración de Ucrania a la Unión Europea manifestaron a las afueras de la catedral de Mikhailovsky Zlatoverkhy.

Varios miles de manifestantes antigubernamentales volvieron a concentrarse en la capital ucraniana, Kiev, horas después de que la policía disolviera por la fuerza otra protesta.

Protestan por el rechazo del gobierno a firmar un acuerdo de alianza con la Unión Europea.

Los manifestantes, que han estado gritando consignas, se encuentran concentrados en Mikhailovsky, otra plaza central de la ciudad, después de que la policía antimotines bloqueara la Plaza de la Independencia, lugar donde generalmente se llevan a cabo las movilizaciones. En horas de la mañana del sábado, la policía usó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se oponen a la posición asumida por el presidente Viktor Yanukovych, frente al acuerdo, en una reunión de la Unión Europea celebrada esta semana en Lituania.

Según el corresponsal de la BBC en Kiev, varias personas resultaron heridas durante la dispersión.

Se informó que la policía utilizó gases lacrimógenos en la madrugada del sábado contra los manifestantes en la Plaza de la Independencia.

La agencia de noticias de Ucrania, Interfax, indicó que la policía había decidido dispersar el sitio después de "varios incidentes". Pero no se dieron detalles sobre qué tipo de incidentes se refería.

Un activista, el parlamentario de oposición Andriy Shevchenko, tuiteó que decenas de personas habían resultado heridas y al menos 33 habían sido detenidas por la policía.

El embajador de Estados Unidos en Ucrania, Geoffrey Pyatt, expresó que "estaba tratando de entender lo que ocurrió".

Y que "obviamente" condenaba la violencia contra los manifestantes pacíficos.

La Plaza de la Independencia permanece cercada por la policía.

"Resistencia nacional"

Manifestantes heridos
Hubo varios heridos durante la dispersión.

Un exministro indicó que la oposición estableció una sede para la resistencia nacional y que planean convocar una huelga nacional.

El gobierno aparentemente se rehusó a firmar el acuerdo con la UE debido a la presión de Rusia, quien se opone a dicha asociación.

La oposición ha dicho que el mandatario le ha robado el sueño a Ucrania de acercarse a Europa.

Al final de la cumbre en la capital lituana el viernes, los líderes de la UE advirtieron que no tolerarían la interferencia rusa en las relaciones del bloque europeo con las antiguas repúblicas soviéticas.

Durante varios días se han estado llevando a cabo manifestaciones en protesta por la negativa del gobierno, pero con la dispersión por la fuerza de los manifestantes las tensiones se están incrementando.

Los líderes del movimiento proeuropeo enfrentan ahora la decisión de si deben continuar protestando de forma indefinida frente a lo que podría ser una firme resistencia del gobierno.

Una enorme manifestación ha sido convocada para el domingo.

Los miembros de la oposición afirman que dependiendo de la cantidad de gente que asista a ella decidirán cuál será su próximo paso.

Por otra parte, los funcionarios de la UE también deberán decidir ahora si continuarán persiguiendo la asociación de Ucrania después del rechazo de su presidente y de la violenta dispersión de los manifestantes pacíficos.

"Presión Extranjera"

Policía
La policía dijo que entró a la plaza debido a "varios incidentes".

La semana pasada el presidente Yanukovyck indicó que suspendería los preparativos para la firma del acuerdo de asociación con la UE.

El tratado estaba diseñado para abrir las fronteras a los productos ucranianos y preparar el terreno para el retiro de las restricciones de viaje de sus ciudadanos.

El mandatario indicó que había tomado esa decisión debido a la presión de Rusia. Y argumentó que Ucrania no podía sacrificar el comercio con Rusia.

El presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy indicó que habían estado "realmente cerca" de firmar el tratado en Vilnius, pero que "se necesitaba superar la presión extranjera".

La Plaza de la Independencia fue el escenario de la llamada Revolución Naranja en 2004 en la que el señor Yanukovych fue destituido y un gobierno prooccidental asumió el poder.

Cinco años más tarde Yanukovych fue elegido presidente derrotando con un estrecho margen a la entonces primera ministra Yulia Tymoshenko, quien ahora está en prisión por abuso de poder.

Desde el lunes, la señora Tymoshenko ha estado en huelga de hambre en protesta por el fracaso del acuerdo con la UE.