Avión no tripulado de EE.UU. mata a cinco personas en Pakistán

  • 21 noviembre 2013
Drone
Defensores de los DD.HH. consideran ilegales los ataques con drones en territorio extranjero.

Un avión no tripulado de Estados Unidos mató a cinco personas en Pakistán, en el que supone el primer ataque de ese tipo de aeronaves en la provincia de Jaiber Pastunjuá (noroeste), fuera de la región de las Áreas Tribales.

El ataque tuvo como objetivo un seminario religioso (madraza) supuestamente relacionado con la red Haqqani, a la que se atribuyen los más mortíferos atentados en Afganistán, entre ellos uno contra la embajada de EE.UU. en Kabul en 2011.

Se desconoce la identidad de las víctimas. Según una fuente de inteligencia citada por la agencia Reuters, en el lugar había sido visto hace dos días el líder talibán Sirajudin Haqqani.

El gobierno de EE.UU. lleva tiempo exigiendo a las autoridades paquistaníes que tomen medidas contra la red Haqqani.

El último ataque de este tipo de aparatos en Pakistán se produjo el pasado primero de noviembre, en Norte Waziristán, donde mató al líder talibán Hakimulá Mehsud.

El gobierno de Pakistán ha expresado públicamente su rechazo a este tipo de ataques por considerar que violan su soberanía y producen demasiadas "víctimas colaterales" en la población civil.

Los aviones no tripulados también han sido criticados por organizaciones defensoras de los Derechos Humanos como Aministía Internacional y Human Rights Watch, que los consideran fuera de la legalidad internacional e inaceptables por los daños colaterales.

Lea también: ¿Son los ataques con drones un crimen de guerra?