California: hallan cuerpos de familia desaparecida hace 3 años

  • 15 noviembre 2013
Ficha de los McStay
Los McStay desaparecieron en febrero de 2010.

Las autoridades en California informaron que los restos hallados por un grupo de motociclistas en el desierto del condado de San Bernadino hace unos días pertenecen a una familia estadunidense de cuatro miembros que desapareció hace más de tres años.

El sheriff John McMahon confirmó que dos de los cuerpos pertenecen a Joseph McStay, de 40 años, y su esposa Summer, de 43.

Todavía no se ha informado si los otros dos cuerpos hallados son de los dos hijos de la pareja, Gianni, de 4 años, y Joseph Jr., de 3.

El caso está siendo investigado como un homicidio.

Los McStay desaparecieron sin dejar rastro en febrero de 2010.

Las autoridades fueron alertadas por familiares y amigos después de que pasaran varios días sin tener noticias de la familia.

Nada sospechoso

La policía no encontró signos de violencia en la vivienda de los McStay en la localidad californiana de Fallbrook y las cuentas bancarias de la pareja no registraron actividad tras su desaparición.

Familia McStay
Los familiares de los McStay comparecieron en una emotiva conferencia de prensa celebrada este viernes.

El vehículo de la familia fue hallado en un estacionamiento cercano al paso fronterizo de Tijuana y en un principio, en base a unas imágenes tomadas por una cámara de vigilancia, se pensó que habían cruzado a México.

En una emotiva conferencia de prensa celebrada este viernes, el hermano de Joseph McStay, Mike McStay, aseguró a los medios que la confirmación del hallazgo de los cuerpos da algo de paz a la familia.

"Nos conforta saber que están juntos y que están en un sitio mejor. Vamos a encontrar al culpable o culpables. Sé que el sheriff y el FBI y todo el mundo quieren que se haga justicia", señaló.

Troy Dugal, uno de los investigadores del caso, le dijo en 2011 al diario Los Angeles Times: "La vida de los McStay fue normal hasta el 4 de febrero de 2010 y ese día simplemente desaparecieron".

En el momento de su desaparición Joseph McStay tenía un negocio de instalación de fuentes de agua, mientras que su esposa cuidaba en casa de sus dos hijos.