Niña virtual "atrapa" a más de mil pedófilos

  • 4 noviembre 2013
  • comentarios
sweetie
La imagen virtual de Sweetie fue generada por diseñadores gráficos del grupo humanitario en Holanda.

Un grupo de derechos humanos en Holanda afirma haber identificado a más de 1.000 pedófilos en todo el mundo a través de una oferta de sexo cibernético con una imagen generada por computador de una niña filipina de diez años que llamaron "Sweetie" (Dulce).

El director de la organización Terre des Hommes Netherlands, Albert Jaap van Santbrink, dijo a los medios en La Haya que los implicados estaban dispuestos a pagar para ver a Sweetie realizar actos sexuales frente a la cámara.

Según Van Santbrink, la organización entregó a la policía las identidades de aquellos que mostraron interés.

El grupo busca despertar la atención hacia una nueva y creciente forma de explotación conocida como turismo sexual infantil por cámara web y que, alegan, ha creado decenas de miles de víctimas tan sólo en Filipinas.

Terre des Hommes creó a Sweetie para evaluar la magnitud del creciente fenómeno de turismo sexual con menores de edad en internet, que puede alcanzar las dimensiones de la pornografía infantil, una industria multimillonaria en manos criminales, lo que sería "nuestro peor escenario posible", según Van Santbrink.

Trampa para depredadores

La niña virtual sirvió como anzuelo para identificar a 1.000 de los delincuentes sexuales, de un total de más de 20.000 de más de 70 países que respondieron a la oferta de interactuar con ella a cambio de dinero.

Ellos creían estar conversando con la niña, pero en realidad se estaban comunicando con un equipo instalado en un galpón en Ámsterdam, que pasó la información a la Interpol después de una investigación de diez semanas.

El país con más solicitudes fue Estados Unidos, seguido de Reino Unido.

"El depredador no dará un paso adelante, la víctima tampoco", expresó el activista de Terre des Hommes Hans Guyt en una conferencia de prensa en La Haya. "Esto requiere una nueva clase de política".

Ya en 2011, fue desmantelada la mayor red mundial de pedofilia, que llegó a tener hasta 70.000 miembros en 30 países.

Europol emprendió una operación internacional durante tres años, dirigida por un equipo británico, en la que se identificaron a 670 sospechosos y se rescataron a 230 niños víctimas de abusos en Holanda, Reino Unido, España, Australia, Canadá, Italia, Nueva Zelanda y Tailandia.

"No sólo es una de las mayores operaciones de este tipo hasta la fecha sino que además demuestra el impacto de los organismos internacionales de control cuando trabajan juntos con un solo objetivo: proteger a los niños y llevar a los infractores a la justicia", señaló en aquel entonces a la BBC Peter Davies, director del Centro de Protección Online y Explotación Infantil de Reino Unido.

Sweetie
Un investigador de Terre des Hommes inicia una sesión de chat con la niña virtual Sweetie.

Terre des Hommes ha trabajado durante años para combatir la prostitución infantil en el sudeste asiático. Así fue como su personal se dio cuenta de que en los últimos años las prostitutas más jóvenes estaban desapareciendo de los usuales cafés, restaurantes y hoteles frecuentados por turistas sexuales.

Descubrieron que éstos ya no tenían que salir de sus casas para explotar a niños, gracias a la proliferación de conexiones de alta velocidad a internet.

"Si no intervenimos pronto, este siniestro fenómeno se descontrolará totalmente", agregó Guyt. "No es demasiado tarde".