Israel "ataca una base militar" en Siria

  • 31 octubre 2013
F16 israelí
El ataque buscaba destruir misiles rusos supuestamente destinados a Hezbolá.

La aviación israelí atacó una base militar cerca de Latakia, en la costa de Siria, en una operación al parecer dirigida contra misiles rusos destinados al movimiento militante chiita libanés Hezbolá.

El ataque fue confirmado por fuentes estadounidenes. Se trata del cuarto ataque de Israel a Siria este año, incluido uno a la misma base realizado en julio pasado. Sin embargo, ni Israel ni Siria han comentado el incidente hasta ahora.

Latakia es un bastión del presidente sirio, Bashar al Asad, y una importante ciudad portuaria donde se concentra la comunidad alauita, a la que pertenece el mandatario.

El ataque coincide con la confirmación por parte de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, en inglés) de que Siria se deshizo de su equipamiento para fabricar armas químicas un día antes de que se cumpliera el plazo.

El desarme llegó después de acusaciones de que los sirios habían empleado armas químicas, lo que llevó a EE.UU. y Francia a amenazar con una intervención militar.

Lea también: Seis claves de la guerra en Siria

Momento delicado

Un alto funcionario estadounidense dijo que el ataque tuvo lugar de madrugada. A lo largo del jueves había habido informes de explosiones cerca de Latakia, pero la causa no estaba clara.

Una fuente anónima le dijo a la agencia AP que los misiles a los que se dirigió el ataque israelí son SA-125s de fabricación rusa.

Israel ha insistido en que actuaría si sentía que armas sirias, convencionales o químicas, eran transferidas a grupos milicianos de la región, especialmente Hezbolá.

El corresponsal de la BBC en Beirut, Jim Muir, destaca el delicado momento en que llega la noticia, con los rusos, supuestamente los fabricantes de las armas objeto del ataque, trabajando con EE.UU. para conseguir una conferencia de paz sobre Siria.

Rusia ha sido un apoyo fundamental del presidente Al Asad, a cuyo gobierno ha seguido proveyendo armas durante el conflicto.

Al Asad había prometido responder a los ataques de Israel.

Lea también: El desafío de destruir un arsenal de armas químicas

"Socio constructivo"

El jueves, el OPCW emitió un comunicado indicando que sus equipos han inspeccionado 21 de los 23 enclaves de armas químicas en Siria.

El órgano afirmó que los otros dos eran demasiado peligrosos para ser visitados, pero que el equipamiento de esos lugares ya había sido trasladado a sitios que sí podían ser inspeccionados.

El vicecanciller sirio, Faisal Mekdad, le dijo a la BBC que su gobierno estaba cooperando y haciendo su contribución a liberar Medio Oriente de armas de destrucción masiva.

"Espero que quienes siempre han tenido una imagen negativa de nosotros cambien de opinión y entiendan que Siria fue, es y seguirá siendo un socio constructivo", dijo Mekdad.

El próximo plazo que tendrá que cumplir el gobierno sirio es a mediados de noviembre, cuando el OPCW debe detallar un plan para destruir el arsenal de armas químicas.

Siria tiene hasta mediados de 2014 para destruirlas. Se cree que su arsenal incluye más de 1.000 toneladas de gas sarín, gas mostaza y otros productos químicos prohibidos.

El levantamiento contra Al Assad comenzó en 2011. Más de 100.000 personas han muerto y más de dos millones han huido del país, según Naciones Unidas.

Contenido relacionado