EE.UU. espió a Angela Merkel entre 2002 y 2013, según reporte

  • 27 octubre 2013
Una fuente cercana a Angela Merkel le dijo a la BBC que la canciller está aterrada <br> con la idea de que EE.UU. la espió.

Estados Unidos espió a la canciller alemana Angela Merkel a través de su celular desde 2002, según un informe publicado por la revista Der Spiegel.

El medio alemán afirma haber visto documentos secretos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) que muestran el número de Merkel en una lista de 2002, antes de que se convirtiera en canciller.

Su número todavía estaba en una lista de vigilancia en 2013, según la revista.

Mientras Der Spiegel denunciaba el supuesto monitoreo a la canciller alemana, en Washington se realizaban protestas contra el programa de espionaje de la NSA.

Miles de manifestantes marcharon hacia el Capitolio de EE.UU. para exigir un límite en la vigilancia. Algunos de ellos portaban pancartas de apoyo al exanalista de inteligencia Edward Snowden, que reveló el alcance de las actividades de la NSA.

Lea también: Merkel llamó a Obama para reclamar por presunto espionaje a su teléfono

Sin acuerdo de no espionaje

De acuerdo a Der Spiegel, las razones por las cuales EE.UU. monitoreó el teléfono de Merkel no se aclaran en los archivos consultados.

Por ejemplo, es posible que las conversaciones de la canciller hayan sido grabadas o que simplemente sus contactos hayan sido evaluados.

Protestas antiespionaje
Miles de personas protestaron el sábado en Washington para solicitar límites a la Agencia Nacional de Seguridad.

Alemania enviará a sus jefes de inteligencia a Washington la semana entrante para "presionar" una investigación sobre las acusaciones de espionaje, que han desatado la indignación alemana.

El viernes, Alemania y Francia dijeron que quieren que EE.UU. firme un acuerdo de no espionaje al final del año.

Así como hay quejas de interceptaciones ilegales a Merkel, hay demandas que indican que la NSA monitoreó millones de llamadas telefónicas realizadas por ciudadanos alemanes y franceses.

Detalles de los documentos

Los documentos vistos por Der Spiegel ofrecen más detalles sobre los supuestos objetivos que la NSA tenía identificados dentro de varios gobiernos europeos.

Una unidad llamada Servicio de Recolección Especial, con sede en la embajada de EE.UU. en Pariser Platz, en Berlín, era la responsable de supervisar las comunicaciones en la zona gubernamental de la capital alemana.

Si se llegara a conocer la existencia de estaciones de escucha en las embajadas de EE.UU., esto provocaría "graves daños en las relaciones de EE.UU. con un gobierno extranjero", dicen los documentos, según la revista.

Der Spiegel asegura que los documentos dicen que había unidades similares de monitoreo en 80 lugares del mundo, 19 de ellos en las ciudades europeas.

El gobierno de EE.UU. tuvo una segunda base de espionaje en Alemania en la ciudad de Frankfurt, de acuerdo con el informe de la revista.

Merkel llamó al presidente de EE.UU. el miércoles, cuando escuchó por primera vez sobre las acusaciones de espionaje a su teléfono celular.

El presidente Barack Obama le aseguró a Merkel que no sabía nada del supuesto espionaje a su teléfono, dice la revista, y le pidió disculpas a la canciller.

El escándalo ha causado el mayor conflicto diplomático entre Alemania y EE.UU. del que se tenga memoria, asegura el corresponsal de la BBC en Berlín, Damien McGuinness.

Se dice que Merkel, quien fuera galardonada con la Medalla Presidencial de la Libertad de EE.UU. en 2011, está sorprendida de que Washington pueda haber participado en el tipo de espionaje que tuvo que soportar durante su juventud en la Alemania Oriental comunista.