Perú reabre oficina para recopilar datos sobre ovnis

  • 20 octubre 2013
Dibujo de un OVNI
Según la FAP, se ha incrementado el número de avistamientos.

La Fuerza Aérea de Perú (FAP) reabrió un departamento destinado a la investigación de fenómenos aéreos anómalos.

La misión de esta oficina será recoger y sistematizar los testimonios de la gente que ha visto objetos voladores no identificados.

La idea es esclarecer con qué frecuencia tienen lugar estos hechos, además de registrar el sitio y la hora a la que han ocurrido.

"Nos interesa que la población que observa fenómenos aparentemente no convencionales, que le causan extrañeza o preocupación, conozca que existe una institución que hará un estudio e investigación de su información para dar una respuesta. Esto no ocurría antes", señaló Julio Vucetich, jefe de la Dirección de Intereses Aéreos Espaciales de la FAP.

Equipo mixto

El Departamento de Investigación de Fenómenos Aéreos Anómalos (Difaa) fue creado en 2001, pero fue clausurado hace cinco años por problemas administrativos.

El servicio volvió a reactivarse "debido al incremento de avistamientos que está produciéndose en el país y que la gente reporta a los medios de comunicación", explicó Vucetich.

La oficina será asesorada por un consejo consultivo integrado por sociólogos, arqueólogos, astrónomos y personal de la Fuerza Aérea.

"El objetivo es hacer un equipo mixto para hacer el estudio correspondiente con la debida seguridad para poder posteriormente como país lanzar esa información", dijo el oficial.

OVNI
Esta image de los archivos nacionales británicos documenta un supuesto avistamiento de un ovni en Stonehenge.

En el pasado, Reino Unido también contaba con una oficina dedicada a este fin.

Pero en diciembre de 2009, el Ministerio de Defensa británico decidió clausurar su departamento para ovnis porque no tenía "ningún propósito de defensa" y estaba ocupando personal que podría trabajar "en actividades de defensa más valiosas".

Además, según documentos publicados en 2013 que explican las razones para justificar su cierre, "ningún reporte hecho (al Ministerio de Defensa) ha revelado nada que sugiera la presencia extraterrestre o de amenaza militar para Reino Unido".