Seis oficiales chinos irán a la cárcel por torturas y asesinato

  • 14 octubre 2013

Seis oficiales del Partido Comunista chino recibieron sentencias de prisión de entre cuatro y catorce años en un caso que ha sacado a la luz la brutalidad que se utiliza en las investigaciones extra judiciales del partido.

El fallo marca un precedente excepcional en que un trabajador del partido es sancionado ante la ley. El veredicto se hizo oficial en un juzgado de Quzhou, al este del país, el pasado 30 de septiembre pero la prensa doméstica no se hizo eco de la noticia.

Sólo este lunes la mujer del fallecido y su abogado han decidido denunciar el caso ante la prensa internacional.

Los miembros de un equipo disciplinario de la organización fueron acusados de asesinar a otro compañero del partido durante la investigación de un caso de corrupción. Según fuentes del servicio chino de BBC, durante aquella sesión de tortura los agentes investigados sumergieron la cabeza de la víctima en un cubo de agua helada en repetidas ocasiones.

La viuda del fallecido, Yu Qiyu, dijo que el cuerpo de su esposo tenía marcas de haber sido brutalmente golpeado y quemado durante el interrogatorio.

Familiares de los oficiales sentenciados han denunciado que en el interrogatorio estuvieron implicados oficiales de rango mayor que no han sido procesados.