Italia: Berlusconi cambia de rumbo y Letta consigue el voto de confianza

  • 2 octubre 2013
Silvio Berlusconi, líder de la centroderecha italiana
El cambio de rumbo de Berlusconi es visto por mucho como una "humillación", que pone en duda su futuro político.

El líder de la centroderecha de Italia, Silvio Berlusconi, dio marcha atrás en sus intentos por acabar con la coalición de gobierno del país, que encabeza el primer ministro Enrico Letta.

Ante la cámara alta del Parlamento, en Roma, el ex primer ministro anticipó que apoyaría el voto de confianza al que debía someterse Letta, este miércoles, ante los legisladores.

"Italia necesita un gobierno que pueda producir reformas estructurales e institucionales. Hemos decidido, no sin conflictos internos, apoyar la votación", expresó el político ante el Congreso.

Más tarde, el senado de Roma refrendó a Letta y su coalición gubernamental: el primer ministro salió reforzado en el voto de confianza.

Obtuvo el apoyo de 275 senadores, frente a 70 que votaron en contra, una mayoría incluso superior a la lograda durante su investidura, en abril.

Berlusconi, de contramarcha

La posición de Berlusconi dio un giro súbito y radical respecto de la que el veterano político había mostrado el pasado fin de semana, cuando anunció el retiro de su partido, Pueblo de Libertad (PDL), de la alianza gubernamental.

Cinco ministros de su línea abandonaron el gabinete, lo que disparó la decisión de someter al gobierno a un proceso de voto de confianza.

Asimismo, Berlusconi había instruido a sus legisladores a inclinarse por el "no" en el Congreso.

Pero varios de ellos habían anticipado que se rebelarían contra la voluntad del líder, mostrando las profundas fracturas que se dan en el seno del PDL.

Vea: La nueva tormenta política de Silvio Berlusconi

Futuro en duda

El corresponsal de la BBC en Roma, Alan Johnston, señaló que miembros de alto rango del PDL habían retirado su apoyo al líder y el cambio de rumbo forzado, que muchos ven como una humillación, pone en duda el futuro político de Berlusconi.

El político todavía se enfrenta a una posible expulsión del Senado, tras una condena en los tribunales italianos por evasión fiscal.

Primer ministro italiano, Enrico Letta
El primer ministro Letta advirtió que sería "fatal" para Italia que los legisladores no respalden al gobierno.

Según Johnston, el veterano líder saldrá debilitado de esta crisis, con su poder para influir en la política italiana sensiblemente disminuido.

Pero no sólo su futuro público estaba en juego: para conseguir el apoyo de los senadores, el primer ministro Letta había hecho una súplica apasionada pidiendo por la supervivencia de su gobierno.

Según consideró, el país podría caer en un abismo económico si se estanca el plan de recuperación que lleva adelante su gestión.

"Den su confianza al gobierno para cumplir (nuestros) objetivos. La confianza por todo lo que ha sido logrado... un voto de confianza por Italia y los italianos", expresó Letta.

Lea también: Quién es Enrico Letta