Se suicida precursor de la Caravana de la Muerte de Chile

  • 28 septiembre 2013

El ex militar chileno Odlanier Mena, uno de los precursores de la infame Caravana de la Muerte, terminó con su vida pegándose un tiro en la sien, cuando estaba disfrutando del beneficio de libertad el fin de semana en su residencia en la capital chilena.

Además de pasar a la historia por su papel con el escuadrón del ejército que recorrió Chile persiguiendo opositores tras del golpe de Estado de 1973, Mena fue el primero en asumir la dirección de la Central Nacional de Inteligencia (CNI) en 1977 cuando Augusto Pinochet decretó el cese en sus funciones de la DINA.

Desde 2009, el exmilitar cumplía una condena en el penal Cordillera, en Santiago, por violaciones a los derechos humanos junto con otros nueve reclusos y era el único al que se le concedían permisos de salida.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, había anunciado el jueves el plan de cerrar el penal, donde los oficiales retirados vivían en condiciones privilegiadas, y de trasladar a los militares a Punta Peuco, otra prisión especial para violadores de los derechos humanos, situada a 35 kilómetros al norte de Santiago.