Senador en EE.UU. habla por más de 18 horas seguidas en el legislativo

  • 25 septiembre 2013
Ted Cruz
El senador Ted Cruz no cuenta con el apoyo de todo su partido.

El senador estadounidense Ted Cruz ya está en el segundo día de un discurso -más de 18 horas- para protestar contra la aprobación del nuevo presupuesto para el sistema de salud que impulsó en 2010 el presidente Barack Obama.

El político texano, vinculado al Tea Party, un movimiento conservador dentro del Partido Republicano, inició su intervención en el Senado en la noche del martes, y se ha mantenido en el estrado de oradores desde entonces.

La maniobra es conocida en Estados Unidos como "filibusterismo", que busca impedir que se aprueben proyectos de ley mediante maratónicos discursos.

Cruz advirtió el martes que hablaría "hasta que no pueda más".

Algunos de los propios colegas republicanos de Cruz -quien tiene aspiraciones presidenciales para 2016- lo acusan de protagonizar un espectáculo político y advierten que podría resultar contraproducente con los electores de base.

El Congreso tiene hasta el 1° de octubre para aprobar un presupuesto temporal que mantenga al sistema de salud en funcionamiento por otros tres meses.

La Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, aprobó la semana pasada su propia versión del presupuesto.