Maduro asegura que EE.UU. le niega el paso por su espacio aéreo

  • 20 septiembre 2013
Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y canciller Elías Jaua
Tanto el presidente de Venezuela como el canciller condenaron el incidente diplomático con Estados Unidos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este jueves que EE.UU. negó el paso por el espacio aéreo de Puerto Rico al avión en el que tenía previsto viajar a China este viernes, en una visita oficial.

Sin embargo, Maduro dijo que el incidente no le impedirá realizar el viaje.

"El gobierno de Estados Unidos nos niega el sobrevuelo por la ruta del Caribe por territorio de Puerto Rico (...) Yo he ordenado que hagan otra ruta aunque sea más larga", dijo durante un acto de gobierno transmitido por la televisión estatal.

Poco antes, el canciller venezolano Elías Jaua había lamentado la situación, diciendo que esperaba que se tratara de "un error de subalternos".

Durante su discurso, el presidente Maduro hizo referencia a otros conflictos diplomáticos con EE.UU.: aseguró que la negativa de los permisos de vuelo podría deberse a que vuela en una nave "de Cubana de Aviación" y a que están condicionando las visas para que algunos funcionarios venezolanos asistan a la próxima Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) que se llevará a cabo en Nueva York, la semana próxima.

"Si tengo que tomar medidas diplomáticas con el gobierno de Estados Unidos, tomaré", reiteró.

Solidaridad

Momentos después de la denuncia, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que propondrá a los presidentes de la ALBA que no acudan a la Asamblea General de la ONU. Además, pidió que la Celac se reúna de urgencia para pedir "el retiro inmediato" de los embajadores estadounidenses en los países que forman parte de ese organismo.

Morales expresó su solidaridad con Maduro "y todo el pueblo venezolano", y acusó al gobierno de Barack Obama de violar con su decisión cuatro tratados internacionales y los derechos "de toda Latinoamérica".

El corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Abraham Zamorano, señaló que primero será necesario confirmar el hecho y conocer cuál es la motivación de Estados Unidos para adoptar una medida de esta naturaleza.

"De confirmarse que no es un error o un problema meramente burocrático, sí supondría la primera vez que -al menos en los últimos tiempos- se pasa de las declaraciones más o menos altisonantes a los hechos en las complicadas relaciones entre Washington y Caracas desde que gobenara Hugo Chávez".

Además, señala Zamorano, si fuera una forma de contramedida política, no deja de sorprender el momento pues llega como una sorpresa después de que pareciera haberse enfriado la escalada de tensión que supuso el caso Snowden y con la diplomacia estadounidense muy ocupada en la agenda siria.

Maduro viajará a China durante 12 días, en los que se espera que se reúna con su homólogo Xi Jinping.