La policía mexicana desaloja a los maestros que acampaban en el Zócalo

  • 13 septiembre 2013
policía entra en la plaza del Zocalo, Mexido DF

Escuadrones de la policía antimotines de Ciudad de México desalojaron a los miles de maestros que acampaban desde hace semanas en la histórica plaza del Zócalo, en el centro de la ciudad, en protesta por el plan de reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto.

Tras vencerse el ultimátum que dieron las autoridades a los manifestantes para que dejaran el lugar –donde este fin de semana deberá realizarse la tradicional celebración de la independencia mexicana- los piquetes policiales empezaron a penetrar la zona disparando gases lacrimógenos y apoyados por helicópteros y camiones blindados.

Según la descripción de medios de comunicación locales, los maestros colocaron barricadas para impedir el paso de los agentes, mientras que pequeños grupos resistieron la operación lanzando rocas y palos.

El corresponsal de BBC Mundo en Ciudad de México, Alberto Nájar, informó que la policía logró controlar la zona una vez que los maestros se retiraron, la mayoría de ellos antes de vencerse el plazo e incluso antes de la arremetida de los uniformados.

"Hay algunos lesionados, aunque no hay un número oficial. La plaza ya está en control de las autoridades que iniciaron la limpieza y la preparación del sitio para la ceremonia de El Grito del domingo y el desfile militar del domingo".

El gobierno mexicano advirtió a los manifestantes que el llamado "grito" de la independencia mexicana se realizaría como todos los años desde el balcón del palacio presidencial.

Gritos y protestas

maestros hacen fogatas en zócalo
Algunos maestros trataron de resistir la acción policial.

No es la primera vez que la Independencia mexicana se recuerda en medio de controversias, pues en los últimos años el Zócalo ha estado ocupado durante los días previos al festejo.

Por ejemplo, durante el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) la plaza fue escenario de protestas de comerciantes callejeros, trabajadores del servicio de limpieza, campesinos y militantes del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Su sucesor Ernesto Zedillo (1994-2000) enfrentó manifestaciones de deudores de la banca, petroleros, trabajadores del servicio de limpieza y hasta sexoservidoras, mientras que Vicente Fox (2000-2006) vivió protestas electorales.

Durante el período de Felipe Calderón (2006-2012) el Zócalo fue ocupado por seguidores del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, así como por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que reclamaban el cierre de su empleador, la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Pero en ningún caso la ceremonia fue suspendida, excepto en 2006 cuando Fox fue obligado a dar El Grito en la población de Dolores Hidalgo, Guanajuato, donde en 1810 inició la lucha por la Independencia.

El Zócalo capitalino estaba ocupado por un campamento de seguidores de López Obrador quienes protestaban por las cuestionadas elecciones de ese año, cuando Calderón ocupó la presidencia por decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Contenido relacionado