Manifestaciones e incidentes en Brasil durante festejos de independencia

  • 7 septiembre 2013
Dilma Rousseff
Brasil celebra este sábado su día de la Independencia.

Brasil vive su día de la independencia este sábado con protestas callejeras en torno a los tradicionales desfiles militares e incidentes entre policías y manifestantes en Río de Janeiro y Brasilia antes de un partido de fútbol entre la selección nacional y Australia.

Al menos 13 personas fueron heridas y 24 detenidas durante los incidentes en el centro de Río, informaron autoridades. La policía usó gases lacrimógenos para contener decenas de manifestantes que lograron acceder al área del desfile militar.

En la capital Brasilia, la policía usó gas lacrimógeno para evitar que los manifestantes lleguen al estadio nacional antes del juego entre selecciones. Hubo corridas cuando comenzaban a llegar espectadores para el amistoso.

También hubo manifestaciones en ciudades del noreste del país como Fortaleza, donde se reportó una treintena de detenidos, y Maceió, donde las autoridades suspendieron el desfile conmemorativo ante una protesta.

El número de manifestantes es significativamente menor a los cientos de miles que reclamaron en ciudades brasileñas en junio, por mejores servicios públicos y contra la corrupción, pero las protestas en un feriado nacional muestran que sigue el clima de agitación social.

La presidenta Dilma Rousseff, que participó del desfile en un auto descapotable en Brasilia sin incidentes, admitió el viernes que "existe un Brasil con problemas urgentes para vencer", pero pidió evitar "que una capa de pesimismo" cubra los progresos que ha hecho el país en los últimos años.

Contenido relacionado