Siria: R. Unido presentará resolución en ONU "para proteger" civiles

  • 28 agosto 2013

Reino Unido presentará una resolución este miércoles en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que "autorice a tomar las medidas necesarias para proteger a los civiles" en Siria.

Un portavoz del ejecutivo británico dijo: "Reino Unido redactó un borrador de una resolución condenando el ataque del régimen de Asad y autorizando todas las medidas necesarias bajo el Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas (que establece un marco de acción ante agresiones) para proteger a los civiles de las armas químicas".

Lo presentarán en Nueva York, Estados Unidos, en el marco de una reunión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad: Reino Unido, EE.UU., Francia, Rusia y China. De ellos, los tres primeros ya dijeron estar a favor de una intervención en Siria, mientras Rusia y China manifestaron su oposición.

Tanto Reino Unido como EE.UU. consideran que hubo un ataque con armas químicas en Siria la semana pasada y que el gobierno de Bashar al Asad es el responsable.

Lea: El conflicto en Siria a fondo

Por su parte, el enviado de Naciones Unidas a Siria Lakhdar Brahimi le dijo a la BBC que le pidió a EE.UU. que espere a que se establezca con claridad qué sucedió el miércoles pasado en los suburbios de Damasco, donde se reportó que murieron cientos de personas.

También le solicitó a Washington y a Rusia, país que dice que los rebeldes sirios fueron los responsables del ataque, que provean evidencia a la ONU para ayudar a determinar qué ocurrió.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, se sumó al pedido de paciencia de Brahimi, aunque aseguró que de confirmarse que se usaron armas químicas, eso representaría una atroz violación de la ley internacional.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dijo este miércoles que una intervención en Siria representaría un desastre para la región, a la que describió como un polvorín de futuro impredecible.

Lea: ¿Intervenir o no en Siria? Argumentos a favor y en contra

Entretanto, inspectores de la ONU en Damasco reiniciaron su tarea de recolección de evidencia para intentar determinar si se utilizaron o no armas químicas en el ataque de la semana pasada.

Habían suspendido la operación el martes por temores acerca de su seguridad, luego de que el lunes los vehículos en que viajaban fueran atacados a tiros por francotiradores que no pudieron ser identificados.