BBC navigation

Pakistán: acusan formalmente a Musharraf por asesinato de Benazir Bhutto

Última actualización: Martes, 20 de agosto de 2013
Pervez Musharraf

La defensa de Musharraf denunció una "venganza de los jueces".

Un tribunal acusó formalmente al expresidente y exjefe del ejército de Pakistán, general Pervez Musharraf, de tener conexión con el asesinato en 2007 de la exprimera ministra Benazir Bhutto.

Musharraf se declaró inocente al comparecer ante un tribunal antiterrorista, en donde fue acusado, entre otros cargos, de conspiración, de no proporcionar la seguridad adecuada a Bhutto y de destruir pruebas forenses.

El exlíder enfrenta varios procesoss que datan de la época de su gobierno desde su regreso al país el pasado mes de marzo después de un exilio autoimpuesto.

"Estos cargos no tienen ninguna base", dijo la abogada de Musharraf, Syeda Afshan Adil, a la agencia AFP. Musharraf se encuentra en arresto domiciliario desde abril.

Asesinato de Bhutto

"Esto es simple venganza de los jueces, comandados por su máximo responsable, Iftikhar Chaudhry (presidente del Tribunal Supremo)", dijo a la agencia EFE un portavoz de Musharraf, Rashid Qureshi, quien aseguró que la justicia paquistaní está "totalmente sesgada" en este caso.

Benazir Bhutto

La exprimera ministra Benazir Bhutto fue asesinada en un atentado suicida en 2007.

Musharraf destituyó en 2007 a Chaudhry y supuestamente ordenó el encarcelamiento de decenas de jueces, lo cual le ha valido otro proceso judicial en su contra.

Bhutto murió el 27 de diciembre de 2007 junto a otras 24 personas en un atentado suicida en un mitin en Rawalpindi. Ese mismo año La exprimera ministra había regresado a Pakistán luego de años en el extranjero tras un acuerdo por el que Musharraf permitió su retorno para participar en las elecciones de 2008.

Desde un principio se relacionó a Musharraf con el magnicidio, pero su salida del país en 2009 había paralizado los procesos judiciales.

Un informe de la ONU en 2010 afirmó que la muerte de Bhutto podría haberse prevenido y aseguró que el gobierno de Musharraf no proveyó seguridad adecuada a la exprimera ministra.

Musharraf regresó en marzo a Pakistán para concurrir a las elecciones pero se enfrentó a una serie de procesos en su contra.

Además del caso Bhutto, el exjefe del ejército tiene dos juicios abiertos por la decisión de su gobierno de imponer el estado de emergencia en 2007 y por presunta implicación en el asesinato en 2006 de un líder nacionalista baluchi.

Caso histórico

Analistas señalan que el proceso pone a prueba la estabilidad institucional de Pakistán y la lealtad de los militares, esencial para mantener lo que se considera un frágil equilibrio democrático tras los comicios de mayo.

El analista de la BBC Ilyas Khan señala que "en un país en el que los militares han controlado el poder político directa o indirectamente por gran parte de su historia, es la primera vez que un tribunal civil presenta cargos contra un exjefe militar por un crimen político".

"Los cargos pueden ameritar la pena de muerte", agregó Khan.

En mayo fue muerto en circunstancias no aclaradas el fiscal principal del caso.

Otro elemento que según analistas hace aún más complejas las implicaciones del proceso, el actual primer ministro, Nawaz Sharif, es el mismo jefe de gobierno que sufrió el golpe de Estado del entonces jefe del Ejército en 1999 y que tuvo que pasar luego ocho años exiliado bajo amenaza de muerte.

La próxima audiencia está pautada para el próximo 27 de agosto.

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.