Europa urge a Malta a permitir desembarco de inmigrantes

  • 6 agosto 2013
Mujeres inmigrantes de Somalia cantan en un centro de detención en Malta
Mujeres inmigrantes de Somalia cantan en un centro de detención en Malta.

La Comisión Europea urgió a Malta a permitir el desembarco en su territorio de 102 personas rescatadas en el Mediterráneo, entre ellas cuatro mujeres embarazadas, una herida y un bebé, que permanecen a bordo del buque que las salvó. El gobierno de Malta se niega a hacerse cargo de ellas.

"El barco está ahora más cerca de Malta y esperando desembarcar a los rescatados. Lo primero y más importante es salvar las vidas de las personas", señaló en un comunicado la responsable europea de Interior, Cecilia Malmström.

"En estos momentos, es el deber humanitario de las autoridades maltesas permitir a estas personas desembarcar", agregó.

Los inmigrantes fueron rescatados por el buque de bandera liberiana Salamis frente a las costas de Libia.

"Devolver el barco a Libia sería contrario a la legislación internacional", señaló la Comisión Europea, recordando que el capitán del buque emitió una petición médica de urgencia para la pasajera que requiere hospitalización inmediata.

La inmigración ilegal a Malta se ha intensificado recientemente. Sólo en el mes de julio arribaron más de 760 personas.

La situación guarda similitudes con la disputa que en 2009 mantuvieron Italia y Malta sobre el desembarco de 154 inmigrantes rescatados por el buque de bandera panameña "Pinar". En esa ocasión los inmigrantes permanecieron cinco días bloqueados a la espera de una decisión. Finalmente, fueron las autoridades italianas las que se hicieron cargo de ellos tras constatar que la situación era insostenible.

The European Commission has told Malta it must allow more than a hundred African immigrants who've been rescued from the Mediterranean to disembark there as soon as possible. The migrants - including pregnant women and a five-month-old baby - were rescued by the crew of a tanker and are now in legal limbo close to the Maltese coast, having been refused permission to land. The Commission, In Brussels, says their welfare must come first and arguments about their legal status as immigrants can follow once they're safely on Maltese soil.