Snowden pone en Rusia su última esperanza de asilo

  • 12 julio 2013
Imagen de Snowden en la reunión con activistas en el aeropuerto de Moscú
Snowden se reunió con representantes de organizaciones de derechos humanos en el aeropuerto de Moscú.

El fugitivo y exanalista de la CIA Edward Snowden señaló que quiere pedir asilo político temporal a Rusia porque por el momento no está en capacidad de viajar a ningún país latinoamericano que se lo ha ofrecido.

El estadounidense se reunió con representantes de organizaciones y abogados de derechos humanos en la zona de tránsito de un aeropuerto de Moscú, donde se encuentra desde su llegada procedente de Hong Kong, el 23 de junio.

La vocera de Human Rights Watch en el encuentro, Tanya Lokshina, señaló a los medios que Snowden manifestó que "quiere quedarse" en el país y que, aunque se siente seguro en el aeropuerto, necesita encontrar una solución más permanente que a la vez evite su deportación a Estados Unidos.

El gobierno de EE.UU. comentó la situación en una conferencia de prensa esta mañana en la Casa Blanca en la que reprochó a las autoridades de Rusia haber facilitado una "plataforma para la propaganda" a Snowden.

Vea: Nuevas revelaciones sobre espionaje involucran a Microsoft

Reacciones

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney aseguró que "proveer de una plataforma de propaganda a Snowden contradice declaraciones anteriores del gobierno ruso sobre la neutralidad de Rusia y sobre que no tienen control de su presencia en el aeropuerto".

También informó que este viernes el presidente Obama mantendrá conversaciones con su par ruso. Pero, dijo que la llamada telefónica había sido planeada desde hace días.

Por su parte, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo estar decepcionado de que Rusia facilitara la reunión entre Snowden y los activistas.

Snowden "no es un activista de derechos humanos", aseguró Jen Psaki, portavoz del departamento.

Mientras tanto, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas afirmó que Snowden tiene derecho a solicitar asilo.

"El caso de Snowden muestra la necesidad de proteger a las personas que revelan información que tiene implicaciones en el tema del respeto de los derechos humanos", aseguró Navi Pillay mediante un comunicado.

A comienzos de julio, el presidente ruso, Vladimir Putin, había dicho que Snowden podía quedarse todo el tiempo que quisiera siempre y cuando deje de "causarles daño a nuestros socios estadounidenses".

Snowden está acusado en su país de filtrar información del programa de vigilancia secreta estadounidense.

El exanalista ha reclamado por lo que considera es una campaña ilegal por parte de Washington para impedir que consiga asilo.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, había dicho anteriormente estar decepcionado porque China optó por no entregar al fugitivo a Washington cuando Snowden todavía se encontraba en Hong Kong, pero Pekín aseguró que no hizo sino cumplir con las leyes.

Contenido relacionado