Quebec: cinco muertos y decenas de desaparecidos tras explosión de tren

  • 7 julio 2013

Cinco muertos, decenas de desaparecidos y miles de evacuados dejó el descarrilamiento y explosión de un tren cargado con petróleo en la localidad de Lac-Megantic, en la provincia canadiense de Quebec, fronteriza con Estados Unidos, según informó la policía

El accidente produjo una enorme bola de fuego y llamas que destruyó un millar de edificios, según las informaciones oficiales.

El número de muertos fue creciendo este domingo con el paso de las horas. Un portavoz, Michel Brunet, dijo que cuarenta personas permanecen desaparecidas.

"Creemos que encontraremos más personas muertas desafortunadamente", le había advertido horas antes a la prensa otro portavoz de la policía de Quebec, Guy Lapointe.

"Hay personas llamando para informar sobre seres queridos desaparecidos. Pero algunos han sido reportados dos o tres veces por diferentes familiares", explicó Lapointe para explicar las dificultades que están teniendo las autoridades para determinar el número exacto de desaparecidos.

El desastre ocurrió a la una de la madrugada del sábado cuando, según han dicho a la prensa testigos, las calles del centro de la ciudad estaban llenas de personas que asistían a los bares y tiendas de la zona, como suele suceder durante los fines de semana veraniegos.

El ministro de Industria de Canadá, Christian Paradis, quien se encarga de manejar los asuntos del Quebec dentro del gobierno federal, dijo a Radio Canadá que la escena era "terrible".

"Esperemos que no haya demasiados muertos. Es verdaderamente terrible. Creo que lo peor está por venir".

Sin conductor

Explosión en Lac-Megantic
Los testigos afirman que el centro de Lac-Megantic quedó totalmente arrasado.

De acuerdo con un comunicado de la empresa, el tren se detuvo el viernes a las 11:25 pm, hora local, (03:25 GMT) a unos 11 kilómetros del pueblo para esperar por un cambio de personal.

Aún no se sabe cómo, pero el convoy se soltó y se deslizó hasta el pueblo donde se descarriló y explotó.

"No estamos seguros de qué pasó, pero el ingeniero hizo todo de acuerdo al manual. Él detuvo el tren y estaba esperando por su relevo, de alguna manera el tren se soltó", dijo Joseph McGonigle, vicepresidente de la operadora a la agencia de noticias Reuters.

Los investigadores esperan recuperar una grabadora que registra los eventos del tren para determinar las causas del accidente.

"Nunca había visto un tren pasando tan rápido por el centro de Lac-Megantic", dijo a Radio Canadá, Yvon Rosa, quien salió de un popular bar segundos antes de que se produjera la explosión.

"Yo vi los vagones descarrilarse. Todo explotó. En sólo un minuto el centro del pueblo estaba envuelto en llamas", detalló Rosa.

La policía estableció un área de seguridad de un kilómetro en torno al sitio de la explosión y evacuó a unas mil personas de la zona.

Aunque se han retirado varios de los vagones cisterna, también se informó que parte del crudo habría alcanzado un río local.

Contenido relacionado