Pentágono exige a militares egipcios una "transición civil"

  • 7 julio 2013
manifestación anti Morsi en Egipto
El viernes decenas de personas murieron en protestas callejeras a favor y en contra de Morsi.

El secretario de Defensa de EE.UU., Chick Hagel, sostuvo tres conversaciones con el jefe de las fuerzas armadas de Egipto, el general Abdel Fattah al-Sisi, a quien le enfatizó “la necesidad de una transición civil” en la nación norafricana, informó el Pentágono.

Según el portavoz del departamento de Defensa, George LItte, Hagel comunicó al egipcio “la importancia de la seguridad para el pueblo egipcio, los vecinos de Egipto y para la región”.

Más temprano el presidente Barack Obama condenó la violencia experimentada el viernes en choques entre simpatizantes y detractores del depuesto presidente Mohamad Morsi en El Cairo y otras ciudades, que dejaron unos 30 muertos y centenares de heridos.

Desde la casa vacacional de Camp David, donde pasa el fin de semana festivo de la celebración de la independencia estadounidense, Obama también afirmó que su gobierno no está alineado con ninguna facción política en Egipto.

Tras el golpe que derrocó a Morsi el miércoles, Obama ordenó que se revisen los planes de asistencia de US$ 1.500 millones que Washington destina a El Cairo y que la ley estadounidense ordena cortar en caso de interrupción inconstitucional del gobierno.

Aunque ha expresado preocupación por la crisis política egipcia, el gobierno estadounidense no ha condenado expresamente el golpe contra Morsi.

Lea también: Egipto se parte en dos