El avión de Morales despega de Viena tras desvío por caso Snowden

  • 3 julio 2013
  • comentarios
Evo Morales
Evo Morales embarcando en el avión.

El avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, despegó este miércoles desde el aeropuerto de Viena.

El despegue tuvo lugar después de que España autorizara que la aeronave presidencial atravesara su espacio aéreo y realice una escala técnica en las Islas Canarias.

El avión de Morales debió realizar una parada no planificada en la capital de Austria, luego de que fuera desviado porque -según el gobierno boliviano- Francia y Portugal, entre otros países europeos, le prohibieran el sobrevuelo y el aterrizaje en sus territorios por sospechas de que el exfuncionario de inteligencia estadounidense Edward Snowden se encontraba a bordo.

El presidente de Austria, Heinz Fischer, quien visitó a Morales en el aeropuerto, le dijo a la prensa que se habían cumplido todas las condiciones para que el avión presidencial pudiera reiniciar su viaje.

Morales estaba regresando de una cumbre de países productores de gas en Moscú, Rusia, en cuyo aeropuerto se encuentra Snowden, cuando debió hacer la parada en Viena.

El presidente de Bolivia, sus acompañantes y la tripulación de su avión pasaron más de 12 horas en la capital austriaca.

"Un secuestro"

Desde Viena, Morales calificó el incidente como una "agresión a América Latina" y un "secuestro".

"Esto es un pretexto, sobre todo, para tratar de amedrentarme, para intimidarme y escarmentarme. Un pretexto sobre todo para tratar de acallarnos en la lucha contra las políticas económicas de dominación", dijo en declaraciones citadas por la agencia de noticias EFE.

"Jurídicamente, una vez retornemos, estudiaremos qué acciones podemos tomar para que haya más respeto", agregó el presidente boliviano.

Previamente, desde La Paz, el canciller boliviano, David Choquehuanca, había atribuido el incidente a informaciones infundadas y mal intencionadas, que tildó de "mentira" y denunció una violación a los derechos de tráfico aéreo y discriminación al presidente Evo Morales, cuya vida, aseguró, "se puso en riesgo".

Reacciones

Por otro lado, el embajador boliviano ante Naciones Unidas, Sacha Llorentty Soliz, le dijo a BBC Mundo que su país presentará una queja formal por el incidente.

La Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) anunció la celebración de una reunión extraordinaria para analizar la situación.

Alí Rodríguez, secretario general de la organización, calificó de "indignante" los impedimentos al viaje del presidente boliviano.

Este incidente diplomático tiene lugar en medio de la confusión sobre el destino del exfuncionario de inteligencia estadounidense Edward Snowden.

El martes, ocho países -entre ellos Austria y España- rechazaron su solicitud de asilo. En varios casos, la razón esgrimida por los gobiernos es que los solicitantes tienen que estar en el territorio del país.

Respecto a esta cuestión, Morales dijo Bolivia todavía "no ha habido ningún pedido oficial de asilo político" de Snowden, aunque si éste lo enviara, sería considerado.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien estuvo con Morales en la cumbre de países exportadores de gas, señaló que Venezuela tampoco había recibido una solicitud de asilo pero le dijo a la BBC que "Snowden está siendo perseguido en el mundo sin ninguna razón, en el sentido de que él no ha lanzado un misil ni ha matado a nadie" y que "merece la protección del derecho humanitario internacional".