Documento filtrado dice que el Papa reconoce un "lobby gay" en el Vaticano

  • 12 junio 2013
Papa Francisco
El Papa Francisco fue electo el 13 de marzo de este año.

El resumen de una conversación entre el papa Francisco y miembros de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR) que se filtró a la prensa le atribuye al Pontífice haber reconocido la existencia de un "lobby gay" (grupo de presión de homosexuales) que funciona dentro del Vaticano.

Se trata de comentarios que se filtraron tras una reunión privada que el Pontífice sostuvo con los clérigos católicos el 6 de junio.

La Presidencia de la CLAR, la hermana Mercedes Leticia Casas Sánchez, dijo en un comunicado que "lamenta profundamente la publicación de un texto que se refiere a la conversación tenida con el Santo Padre Francisco durante el encuentro del pasado 6 de junio. Conversación que se desarrolló a partir de las preguntas hechas al Papa por los presentes".

Según la filtración, el Papa habría dicho que si bien hay muchos hombres santos en el Vaticano, también hay "corrupción". El líder del catolicismo aparentemente se refiere a un "lobby gay" dentro del aparato burocrático del Vaticano y señala: "Es verdad, está ahí. Hay que ver qué podemos hacer".

El Vaticano ha negado en reiteradas ocasiones información difundida por medios de comunicación que aseguran que clérigos homosexuales habían estado trabajando por sus intereses personales y que algunos de ellos han sido blanco de chantajistas.

El comunicado de Casas Sánchez, reproducido en el sitio de la Radio Vaticana, aclara que no existe una grabación de la conversación.

"En tal ocasión no se hizo grabación alguna de la conversación pero poco después se elaboró una síntesis de la misma con base en los recuerdos de los participantes. Esta síntesis, que no contiene las preguntas hechas al Santo Padre, estaba destinada a la memoria personal de los mismos participantes y de ninguna manera a la publicación para la cual, de hecho, no se había pedido autorización alguna".

"Es claro que sobre esta base no se pueden atribuir al Santo Padre, con seguridad, las expresiones singulares contenidas en el texto, sino solo su sentido general".

Lea: Alguien descarga porno en el Vaticano