Enfermero australiano culpable de 11 asesinatos en asilo

  • 27 mayo 2013
Asilo de ancianos en Sidney
Once residentes del asilo de ancianos murieron tras el incendio en 2011.

Un enfermero australiano acusado de comenzar deliberadamente un incendio en un asilo en Sidney, en el cual murieron once residentes ancianos, se declaró culpable de asesinato.

Roger Dean, que estaba en servicio cuando el incendio arrasó el asilo en noviembre de 2011, se declaró culpable de once cargos de asesinato en el primer día del juicio en su contra en la Suprema Corte.

Tres residentes murieron en el incendio y otros ocho fallecieron posteriormente a causa de sus heridas.

Dean también admitió culpabilidad en otras ocho acusaciones de daños físicos graves a otros residentes.

Los informes indican que los parientes de las víctimas del incendio lloraron cuando Dean se declaró culpable de cada cargo.

Después del hecho en 2011, el gobierno del estado de Nueva Gales del Sur ordenó una revisión de los controles criminales del personal de asilos de ancianos y una auditoría de los edificios.