Reino Unido dice que ataque de Woolchich era imposible de prevenir

  • 24 mayo 2013
Michael Adebolajo
Adebolajo se convirtió al Islam tras finalizar sus estudios en 2001.

El gobierno británico defendió a sus servicios de seguridad después de que se produjeron críticas de que omitieron los indicios de que existía la amenaza de un ataque.

Los dos islamistas que fueron arrestados el miércoles en Woolwich, en el sureste de Londres, después de que mataron a un soldado, habían sido investigados por los servicios de seguridad británicos pero ya no estaban bajo vigilancia.

Richard Barrett, exjefe del servicio de inteligencia internacional británico, el MI6, dijo que poco se puede hacer para detener ataques que no necesitan preparación.

Un ministro de alto nivel del gobierno, Eric Pickles, dijo que era imposible controlar a todos todo el tiempo y que una sociedad libre y abierta siempre es vulnerable a este tipo de hechos aislados.

El comité de seguridad del Parlamento informó que tratará de establecer cuánto sabían los servicios de inteligencia británicos acerca de estos hombres, Michael Adebolajo y Michael Adebowale.

Lea también: Lo último que se sabe del ataque en Londres