Falleció Jorge Videla, expresidente de la junta militar de Argentina

  • 17 mayo 2013
Jorge Videla
Nunca de arrepintió de los crímenes de lesa humanidad por los que fue condenado.

El expresidente de la junta militar de Argentina Jorge Rafael Videla falleció a las 06:00 de la mañana de este viernes, hora local.

Medios de comunicación argentinos informaron que Videla murió de causas naturales mientras dormía, a los 87 años, en la cárcel de Marcos Paz, ubicada a unos 50 kilómetros al oeste de la capital, Buenos Aires.

El militar cumplía diferentes condenas a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, entre ellos secuestros, torturas y robo de bebés.

En 2010 se convirtió en el primer gobernante del período militar argentino condenado de por vida, cuando se lo sentenció por el fusilamiento de decenas de presos políticos en 1976.

Lea: Jorge Rafael Videla, el ideólogo del terror

Golpe de Estado

El 24 de marzo de ese año había encabezado, junto a Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti, el golpe de Estado que derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, viuda de Juan Perón, disgregó a los partidos políticos y cerró las sesiones del Congreso Nacional, dando comienzo al llamado Proceso de Reorganización Nacional.

Videla en 1976
Videla encabezó el golpe de Estado de 1976 contra Isabel Perón, la viuda de Juan Domingo Perón.

Videla fue una de las figuras más emblemáticas de esa etapa sombría de la historia contemporánea argentina, que se extendió hasta 1983. Se lo consideraba el ideólogo de la llamada "guerra sucia".

De los otros tres presidentes de ese período, sólo Reynaldo Bignone (1982-1983) queda con vida. Roberto Viola (1978-1981) falleció en 1994 y Leopoldo Galtieri (1981-1982) en 2003.

Organizaciones de derechos humanos calculan que durante el gobierno militar argentino fueran asesinadas o desaparecieron unas 30.000 personas.

Primeras reacciones

"La situación de este hombre ha sido dolorosa para el país, entonces creo que su fallecimiento puso límite a su presencia física, pero no a lo que hizo contra el pueblo", le dijo a la agencia Reuters el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carloto, se refirió a Videla como "un ser despreciable", y se dijo contenta de que hubiera "dejado este mundo".

Por otro lado, el secretario de Derechos Humanos de Argentina, Martín Fresneda, indicó que el Estado argentino no podía "celebrar la muerte de nadie", pero que se hayaba conforme con que hubo "justicia y no venganza" en su caso.