Ríos Montt es declarado culpable de genocidio

  • 10 mayo 2013
Efraín Ríos Montt en el juicio
El expresidente de facto de Guatemala se había declarado inocente de los delitos de los que lo acusaban.

Una corte en Guatemala declaró al expresidente de facto de Guatemala, Efraín Ríos Montt, culpable de genocidio y crímenes de lesa humanidad.

Ríos Montt fue condenado a 80 años de cárcel, de los cuales 50 son por el delito de genocidio.

Su exjefe de inteligencia, Mauricio Rodríguez fue absuelto de las acusaciones en su contra.

Los dos hombres habían sido acusados de ordenar el asesinato de cerca de 800 indígenas Ixil durante 1982 y 1983.

Es la primera vez que un exjefe de Estado es juzgado y condenado por delitos de lesa humanidad.

Un hecho sin precedentes

Ríos Montt evadió el juicio durante varios años alegando que nunca tuvo noticia de las masacres que cometió el ejército del cual él era el jefe.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del expresidente para evitar ser procesado, un juez determinó que habían razones suficientes para someterlo a juicio.

El gobierno de Efraín Ríos Montt duró 17 meses hasta que fue derrocado en 1983 por Óscar Mejía, su exministro de Defensa.

Durante su mandato la violencia se intensificó, provocando la muerte a 1.771 personas en 15 masacres cometidas por el ejército.

Se calcula que al menos 29.000 familias huyeron a las montañas para escapar del horror de la violencia.

La represión de los militares era parte de la campaña conocida como Victoria 82, que según la fiscalía guatemalteca tenía el objetivo de exterminar a las poblaciones indígenas, especialmente de la etnia Maya-ixil, a las que el gobierno de Ríos Montt acusaba de proteger a grupos guerrilleros.

Lea también: Guatemala: la víctima que ahora lleva a juicio a Ríos Montt

Contenido relacionado