Gobierno argentino logra aprobar polémica reforma judicial

  • 9 mayo 2013
Protesta
La reforma es rechazada enérgicamente por la oposición.

El oficialismo logró sacar adelante el miércoles en el Senado argentino la ley que modifica la composición del Consejo de la Magistratura y habilita la elección popular de sus miembros, uno de los pilares de la polémica reforma judicial que impulsa el gobierno de Cristina Fernández.

El proyecto fue aprobado el miércoles a la noche -hora local- por un estrecho margen: 38 votos a favor y 30 en contra, tras un debate de más de siete horas en el Senado, de mayoría oficialista.

Así el Congreso argentino convirtió en ley la reforma al Consejo de la Magistratura, el ente que controla la actividad de los jueces. La reforma establece que una mayoría de sus miembros será elegida por voto popular y cambia los procedimientos de remoción de magistrados.

La reforma, propuesta por el gobierno de la presidenta Fernández con el argumento de que es necesario "democratizar el Poder Judicial", es rechazada por gran parte de los empleados y miembros de la justicia, que aseguran que el Poder Ejecutivo busca controlar su actividad y que esto provocará una politización de la justicia y afectará la división de poderes.