Nuevas restricciones a la inmigración en Reino Unido

  • 25 marzo 2013
David Caneron
Las nuevas restricciones apuntarán, entre otras medidas, a reducir el acceso a los beneficios sociales para lo inmigrantes, como la prestación por desempleo.

El primer ministro británico, David Cameron, anunció este lunes nuevos planes para endurecer las normas sobre la cantidad de beneficios que se conceden a los inmigrantes.

Los inmigrantes de otros países de la Unión Europea perderán sus prestaciones por desempleo al cabo de seis meses, a menos que puedan demostrar que "verdaderamente buscan empleo" y que además, "tienen posibilidades de conseguir uno".

También se endurecerán las normas sobre la inmigración y el empleo ilegal. Entre ellas, los propietarios de viviendas podrán enfrentar multas si alquilan a inquilinos que se consideren inmigrantes ilegales.

Cameron dijo que la inmigración neta era demasiado alta, pero el gobierno dio la bienvenida a aquellos inmigrantes "con las habilidades y el talento empresarial" para crear puestos de trabajo en Reino Unido.

Hay cierta preocupación, por parte del gobierno, por un posible nuevo flujo cuando se levanten las restricciones a la circulación de los ciudadanos de Bulgaria y Rumania a principios del año que viene.

Contenido relacionado