Nicolás Maduro se juramentó como presidente encargado de Venezuela

  • 9 marzo 2013

Nicolás Maduro, el recién posesionado presidente encargado de Venezuela, anunció que le pidió al Consejo Nacional Electoral venezolano convocar de inmediato a elecciones presidenciales en cumplimiento de lo que ordena la constitución del país.

Maduro indicó que acatará la fecha que para ello establezca el organismo electoral.

En el discurso que pronunció poco después de la toma de posesión, Maduro dijo que existen "tensiones en sectores de oposición" y que, según información que ha llegado a sus oídos, la oposición está considerando la idea de no lanzar candidato presidencial.

"Estamos listos para ir a elecciones el día que se convoquen, sin miedo, nos sentimos muy seguros. Que gane quien tenga que ganar. Llamamos a los sectores de la oposición a que presenten su candidatura".

"Desde ya nos vamos a la calle a construir la fuerza que dé continuidad a la revolución bolivariana que construyó Hugo Chávez".

Nuevo vicepresidente

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro ordenó al poder electoral que convoque las elecciones presidenciales.

Anteriormente, como "primer acto de gobierno", Maduro anunció la designación del ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, como vicepresidente ejecutivo.

Arreaza está casado con una de las hijas de Hugo Chávez.

Maduro acudió el viernes al Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional de Venezuela, donde tomó posesión como presidente encargado de ese país ante el presidente de la legislatura, Diosdado Cabello.

La sesión especial estaba pautada para las 7 de la noche. Comenzó con cierto retraso.

Con la excepción del partido socialcristiano Copei, la bancada opositora no estuvo presente en el acto, como forma de protesta ante la designación de Maduro, que fue avalada por el Tribunal Supremo de Justicia, en una sentencia dada a conocer el viernes que señala que tras el fallecimiento de Chávez, Maduro cesa en su cargo de vicepresidente y ahora deviene en Presidente encargado.

"En su condición de Presidente encargado ejerce todas las atribuciones constitucionales y legales como Jefe de Estado, Jefe de Gobierno y comandante de en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", añade la sentencia.

"Ni ambición ni vanidad"

Maduro comenzó su alocución haciendo un recuento de la enfermedad del presidente, desde el día en que se enteró, en 2011, hasta el momento en que Chávez les transmitió que, si no llegara a superar la enfermedad, Nicolás debería asumir la presidencia, ir a elecciones "y que la voluntad del pueblo decida".

Un grupo de presentes en el acto coreó a viva voz: "¡Chávez ya lo dijo, lo dijo duro, el nuevo presidente es Maduro".

También hizo un recuento de su relación de trabajo y colaboración con Hugo Chávez, desde los momentos en que éste estaba preso en la cárcel de Yare, tras el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1998 hasta la actualidad, cuando asume la presidencia como encargado.

"Nunca aspiramos a ningún cargo y menos a la Presidencia de la República; estábamos absolutamente satisfechos del presidente que teníamos (...) Estoy aquí para defender al pueblo, para protegerlo, para continuar el camino de la revolución, del socialismo, de la independencia, para cumplir el legado de Hugo Chávez".

"No estoy aquí por ambición personal ni por vanidad", aseguró Maduro en su discurso.

Entre los presentes en el acto, además de los representantes de los distintos poderes, estaban el presidente de Ecuador, Rafael Correa; el expresidente de Paraguay, Fernando Lugo; la exsenadora colombiana Piedad Córdoba y el dirigente estadounidense del Partido Demócrata, Jesse Jackson.

En las palabras de cierre del acto, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello,habló de la posibilidad de que el féretro que contiene los restos mortales de Hugo Chávez sea depositado en el Panteón Nacional, junto al de Simón Bolívar.

Capriles: juramentación es "espuria"

Capriles
Horas antes, Capriles había calificado de "espuria" la juramentación de Maduro.

Horas antes de la ceremonia, el líder opositor venezolano y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, aseguró que la juramentación de Maduro como presidente encargado "es espuria".

Aseveró que el artículo 233 de la Constitución dice que Maduro asume el mandato hasta nuevas elecciones, pero que no pierde su calidad de vicepresidente tras la muerte (falta absoluta) de Hugo Chávez, hasta que se elige a un nuevo mandatario en los 30 días siguientes.

La Carta Magna también establece que un vicepresidente en funciones no puede ser candidato a la Presidencia.

Según Capriles, la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que designa a Nicolás Maduro "presidente encargado" es un "fraude constitucional".

"El TSJ no decide quién es o no el presidente, eso lo decide el pueblo. Es el colmo que un día como hoy ustedes despachen esa decisión", dijo Capriles.

"A Nicolás nadie lo eligió presidente, el pueblo no votó por ti, chico", afirmó. También dijo que el pueblo se encargará de juzgar cómo se ha usado la muerte de Chávez con fines propagandísticos.

Capriles indicó que no podía seguir callado. "A raíz del fallecimiento del presidente de la República dijimos que fuimos adversarios pero nunca enemigos" y afirmó que por eso guardó silencio, respeto y consideración, "por los seguidores y familiares de Chávez".

"No me pidan nunca que yo odie a una persona (...) pero tampoco me pidan que ante el abuso permanezca en silencio".

"Por eso rompo el silencio", aseveró.

"En las próximas horas le diremos al país nuestras decisiones", sentenció Capriles.