BBC navigation

El papa Benedicto XVI renunciará a su cargo

Última actualización: Lunes, 11 de febrero de 2013
Papa Benedicto XVI

El Vaticano anunció que el Papa Benedicto XVI renunciará a su cargo el 28 de febrero.

El Papa Benedicto XVI renunciará de su cargo como jefe de la Iglesia católica.

La noticia tomó por sorpresa a propios y extraños. Cuando, a primera hora de la mañana, fuentes del Vaticano confirmaron que el pontífice, de 85 años, renunciaría el 28 de febrero, la primera reacción fue de incredulidad, así de inusual e inesperada era la decisión.

Un texto redactado por el propio Pontífice circuló después, poniéndole confirmación definitiva.

"Tras examinar repetidamente mi conciencia antes Dios, he llegado a la certidumbre de que mi fortaleza, debido a la avanzada edad, no es adecuada para el ejercicio del ministerio", señala el documento.

"En el mundo de hoy, sujeto a rápidos cambios y sacudido por preguntas de honda relevancia para la vida en la fe, para gobernar la barca de San Pedro y proclamar la Palabra de Dios son necesarias la fortaleza tanto de mente como de cuerpo, fortaleza que, en los últimos meses, se ha deteriorado hasta el punto que he tenido que reconocer mi incapacidad para cumplir con el ministerio que me ha sido encomendado", aseguró el Papa en el comunicado.

Es la primera vez en casi 600 años que un Papa abandona el cargo.

El hermano del Pontífice, Georg Ratzinger, dijo que los doctores le habían recomendado no hacer ningún viaje trasatlántico y que había considerado la posibilidad de retirarse por meses.

Ratzinger señaló que la renuncia era parte de "un proceso natural", debido a que la edad "le está pesando" y quería "más descanso".

Se espera que Benedicto XVI no participe en la elección de su sucesor y que se retire a la residencia papal de Castel Gandolfo cuando deje el cargo.

El portavoz de El Vaticano, Federico Lombardi, señaló que luego se mudará a un monasterio regentado por monjas para "un periodo de oración y reflexión".

El Papa Benedicto, excardenal Joseph Ratzinger, nació el 16 de abril de 1927 y fue elegido Papa el 19 de abril de 2005, después de la muerte de Juan Pablo II.

Durante la Segunda Guerra Mundial se unió a las juventudes hitlerianas y fue reclutado como artillero antiaéreo. Como cardenal pasó 24 años en la Congregación de la Doctrina de la Fe.

Las renuncias de los máximos dirigentes de la Iglesia Católica no son algo extraño pero esta es la primera vez que ocurre en la era moderna.

El último Papa en renunciar fue Gregorio XII en 1415.

En el momento de ser elegido sumo pontífice, Benedicto XVI contaba 78 años.

A continuación BBC Mundo reproduce el texto completo del comunicado:

"Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.

Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando.

Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos.

Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.