Australiano descubre piedra de oro de cinco kilos

  • 17 enero 2013
Piedra de oro de cinco kilos
El hombre no se quiso identificar.

Un buscador de oro aficionado descubrió una piedra de oro de cinco kilos usando un detector de metales de mano, en el sur de Australia.

Se calcula que tiene un valor de más de US$315.000.

El hombre dijo que escuchó una señal muy fuerte justo antes de hallar el pedrusco, a unos 60 centímetros por debajo de la tierra, cerca de la ciudad de Victoria Balart.

La zona es popular entre los buscadores de oro y fue un sitio clave durante la época de la fiebre del oro de Australia a mediados del siglo XVIII.

Los expertos locales dicen que es, de lejos, la piedra de oro más grande que se ha encontrado allí en muchos años.

"He sido buscador de oro y comerciante por dos décadas, y no puedo recordar cuándo fue la última vez que se encontró una piedra de más de 2,8 kg", afirmó Cordell Kent, propietario de la empresa Ballarat Mining Exchange Gold.

"Es extremadamente significativo como espécimen mineral. Han pasado 162 años desde la fiebre del oro y Ballarat sigue produciendo piedras, es algo inaudito".

En "Y"

El usuario TroyAurum colgó en YouTube un video de la piedra en forma de "Y".

Escribió que el hombre que la encontró había dicho que "sonaba como el capó de un carro a través de los audífonos.

"Estaba tendida y él cuidadosamente la pudo sacar".

Actualmente, el oro se comercializa en Australia a unos US$1.630 la onza (28 gramos). Esto significa que el hallazgo se puede valorar en unos US$290.000, pero su peculiaridad y el hecho de que pese más de un kilogramo le puede añadir más valor, sostuvo Kent.

El comerciante le dijo a los medios australianos que el buscador de oro había utilizado un detector de metales de última generación, lo que quiere decir que pudo encontrar el oro a una cierta profundidad en una zona que había sido monitoreada muchas veces en el pasado.

El hombre sólo había encontrado piedras pequeñas anteriormente pero "es una persona que realmente lo merecía", opinó Kent.

"Un hallazgo de esta magnitud le da esperanza a la gente. Para mí es un sueño encontrar algo así, y he estado buscando más de dos décadas", declaró el afortunado, según lo citó el periódico Ballarat Courier.

"No tengo ninguna duda de que habrá mucha gente entusiasmada con la búsqueda de oro de nuevo", manifestó Kent. "No hay nada como extraer dinero de la tierra, es muy divertido".