ONU: conflicto en Siria ha dejado 60.000 muertos

  • 2 enero 2013

Las Naciones Unidas afirmaron que el número de muertos desde el inicio del conflicto sirio en marzo de 2011 se estima en 60.000.

Navi Pillay, alta comisionada de Derechos Humanos para las Naciones Unidas, explicó que las cifras se basan en cinco meses de investigación exhaustiva, con la inclusión de siete fuentes distintas.

Edificios destruidos en Siria
Las cifras se basan en cinco meses de investigación, con la inclusión de siete fuentes distintas

La cifra exacta de muertes entre el inicio del conflicto, en marzo de 2011, y finales del mes de noviembre fue de 59.648 - y dado a que no se registró ninguna tregua desde entonces, el número de muertos actualizado se calcula en más de 60.000, incluyendo a soldados, rebeldes y civiles.

En Damasco y Homs

En su mayoría fueron hombres (76%) y gran parte de las muertes se concentraron en la provincia de Homs y en la capital, Damasco.

Los investigadores contrastaron los reportes para evitar que hubiera casos repetidos y sólo incluyeron en la lista a aquellos que incluían nombre y apellido de la víctima, así como la fecha y lugar donde murieron.

Hasta ahora el cálculo más reciente de víctimas en el conflicto era el del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, vinculado a la oposición, recordó el corresponsal de la BBC Mike Wooldridge.

Este grupo estimó alrededor de 45.000 muertes, aunque también advirtió que creía que el número real era mucho más alto.

El gobierno dejó de dar estadísticas en marzo de 2012, cuando anunció que había registrado sólo 2.539 muertes en total.

"Impactante"

"El número de víctimas es mucho mayor del que esperábamos y es verdaderamente impactante", dijo Pillay.

La alta comisionada aseguró que estas muertes fueron causadas por ambos bandos del conflicto, y advirtió que el creciente sectarismo en el país está haciendo cada vez más difícil encontrar una solución satisfactoria a la violencia.

Rebeldes en Siria
Según la ONU, su recuento de víctimas incluye a soldados, rebeldes y civiles

Este mismo miércoles, activistas sirios afirmaron que un ataque aéreo del gobierno a una estación de gasolina en el este de Damasco dejó 58 muertos.

Más de 40 personas han perdido la vida durante el día en otros bombardeos en la capital del país, entre ellos uno en una panadería, en donde los residentes hacían fila para conseguir el alimento.

Los últimos ataques contra civiles se producen días después de que el primer ministro sirio, Wael Al Halki, afirmara que su gobierno le daría la bienvenida a cualquier iniciativa de paz que intentara resolver la crisis en el país.