Primer ministro indio pide calma frente a las protestas por la violación

  • 24 diciembre 2012

El primer ministro de India, Manmohan Singh, hizo un llamado por televisión a la nación para pedir calma ante la creciente indignación popular por la violación colectiva de una joven en un autobús, la semana pasada.

Singh calificó la acción del grupo como abominable y le aseguró a la población que el gobierno hará todo lo posible para garantizar la seguridad de las mujeres.

La zona donde están emplazadas las oficinas de gobierno en Delhi fueron acordonadas después de que una serie de manifestaciones para protestar contra lo ocurrido acabaran con enfrentamientos con la policía.

El incidente, que tuvo lugar el domingo pasado, dejó a la joven estudiante de medicina de 23 años en estado crítico en el hospital.

La mujer se encontraba viajando en un autobús con un amigo.