Chávez confirma el regreso de su cáncer y habla sobre su posible sucesor

  • 9 diciembre 2012
 Chávez y Nicolás Maduro
Chávez hizo el anuncio con Nicolás Maduro (der).

Hugo Chávez tiene que regresar a La Habana para operarse de urgencia de cáncer por la reaparición de "células malignas" en la región de la pelvis, la misma afectada cuando le fue diagnosticada la enfermedad por primera vez, en mayo de 2011.

En cadena obligatoria de radio y televisión, el presidente explicó que por determinados síntomas decidió adelantar exámenes.

"Lamentablemente, en esa revisión exhaustiva, surge la presencia en la misma área afectada de algunas células malignas nuevamente", dijo.

"Es absolutamente necesario, es absolutamente imprescindible someterme a una nueva intervención quirúrgica", anunció, al tiempo que comentó que los médicos habían recomendado que lo hiciera lo antes posible.

El presidente venezolano adelantó que partirá este domingo hacia Cuba, desde donde había llegado el viernes tras estar once días, según la versión oficial, en terapia de oxigenación hiperbárica.

El mandatario, de 58 años, ya se ha sometido en Cuba a tres operaciones desde que le fue diagnosticada la enfermedad en mayo del año pasado.

Lea también: Chávez se pierde su fiesta en el Mercosur

Sucesión

Tras ganar las elecciones el pasado 7 de octubre, el próximo 10 de enero deberá tomar posesión para otros seis años al frente del Palacio de Miraflores. De no poder continuar Chávez al frente de la jefatura del Estado, Venezuela deberá ir a nuevas elecciones.

En la cadena, el presidente por primera vez habló de la hipótesis de que "circunstancias sobrevenidas" pudieran impedirle continuar con el mandato.

En ese sentido, Chávez aprovechó su intervención para apuntar a su vicepresidente, Nicolás Maduro, como su hipotético sucesor, "aunque suene duro", dijo.

"Mi opinión firme, plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta y total es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela".

Al designar a Maduro como hipotético candidato presidencial para esos comicios, Chávez parece intentar cortar de raíz las posibles disputas internas en el seno del oficialismo.

"Hombre revolucionario a carta cabal, de una gran experiencia a pesar de su juventud, de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad para la conducción de grupos y manejar las situaciónes más difíciles", lo describió.

Lea también: Nicolás Maduro: el "autobusero" que podría suceder a Chávez

Analistas y observadores apuntaban al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, como el otro hombre fuerte del chavismo con aspiraciones de convertirse en sucesor.

Chávez y Maduro
Con la designación de Maduro, Chávez trata de cortar de raíz disputas internas en el oficialismo.

En Twitter, el analista Luis Vicente León comentó que "la definición del sustituto cierra las interrogantes internas en el chavismo pero abre las del país".

"Uno siempre ha vivido de milagro en milagro", comentó el presidente.

¿Qué dice la Constitución?

La Constitución prevé dos casos para la ausencia del presidente: temporal y absoluta. La primera debe ser declarada por la Asamblea Nacional (AN) y tiene un límite de 90 días prorrogables por otros 90. Al fin del plazo la misma AN debe resolver si existe "falta absoluta".

El caso de que el presidente no pueda continuar en el poder de forma definitiva está previsto en el artículo 233 de la Constitución, que en un principio no aparece muy claro, ya que prevé una cosa para el presidente electo y otra para el presidente en los dos últimos años de ejercicio y en Chávez coinciden ambas circunstancias.

Si se declara la falta absoluta en condición de presidente electo, desde que gana las elecciones y antes de que tome posesión (lo que ocurrirá el 10 de enero), se deben convocar elecciones en 30 días y asumiría la presidencia el titular de la Asamblea Nacional, en este caso Diosdado Cabello.

Para el caso de falta absoluta en los últimos dos años, cosa en la que Chávez también está, el vicepresidente es el que asumirá la jefatura del Estado hasta el fin del periodo, es decir, hasta el 10 de enero. Despúes habría elecciones.

"El presidente es las dos cosas, eso pasa en donde hay posibilidad de relección. Es la fecha del 10 de enero en la que cambia una condición relativa a la elección del 7 de octubre (…) Aplica la condición fundamental de que es presidente y volverá a ser presidente. Creo que esa condición está por encima del de presidente electo", le dijo a BBC Mundo el politólogo Nícmer Evans.

"Chávez es un presidente en ejercicio. Cualquier falta debe ser suplida por el vicepresidente. Tanto si es temporal como si es absoluta. Si es temporal hasta que regrese y si es absoluta para convocar elecciones", le dijo a BBC Mundo la historiadora Margarita López Maya.

Pero no lo considera tan obvio el constitucionalista Juan Carlos Pinto, que coincide en apuntar al vicepresidente, pero señala que el artículo 233 entra en aparente conflicto con el artículo que lista las atribuciones del vicepresidente, que carece de la facultad de suplir las faltas absolutas y habla sólo de las temporales.

Sin embargo, la cuestión parece zanjada con la mención de Maduro como el hipotético candidato de resultar necesario que se convoquen nuevas elecciones.

Contenido relacionado