Sentenciado a prisión espía norcoreano

  • 5 diciembre 2012

Un espía de Corea del Norte que aseguró que tenía orden de mutilar al hijo del antiguo líder Kim Jong-il fue sentenciado a cuatro años de prisión en Corea del Sur.

Los fiscales del caso aseguraron que el hombre, que no puede ser identificado, llegó a Corea del Sur buscando asilo.

El hombre aseguró a las autoridades surcoreanas que había trabajado durante años en China informando sobre las actividades de los refugiados norcoreanos en el país.

Añadió que fue parte de un plan para organizar un accidente de tráfico que tuviese como víctima a Kim Jong-nam, cuyo hermano pequeño es el actual líder de Corea del Norte.

El ataque no llegó a concretarse.