Aumenta presión sobre Israel por construcción de viviendas

  • 3 diciembre 2012
Trabajadores en un asentamiento del este de Jerusalén

El Reino Unido, Francia y Suecia llamaron a los embajadores de Israel en sus respectivos países para quejarse por los planes del gobierno israelí de construir más viviendas en los territorios palestinos ocupados.

Israel dio a conocer su decisión sobre esta materia como respuesta a la victoria diplomática de los palestinos en Naciones Unidas, organismo que les otorgó un mayor reconocimiento.

Reino Unido dijo que la construcción ponía en peligro la posibilidad de alcanzar un acuerdo de paz y advirtió que Israel enfrentará una reacción más amplia si insiste en llevarla a cabo.

Rusia, Alemania y Naciones Unidas también han manifestado su desacuerdo.

Líderes palestinos han dicho que tales asentamientos dividirían en dos mitades un futuro Estado palestino.

Contenido relacionado