BBC navigation

El hombre que quiere romper la barrera del sonido

Última actualización: Martes, 9 de octubre de 2012
Felix Baumgartner

Baumgartner ya logró con éxito saltos desde 22 kilómetros de altura.

El austriaco Felix Baumgartner tendrá que esperar para convertirse en el primer ser humano en romper la barrera del sonido sin ayuda de un vehículo o motor.

El paracaidista de caída libre tenía previsto para este martes un salto desde un globo flotante en la estratósfera a 36,5 kilómetros sobre el desierto de Nuevo México, Estados Unidos.

Sin embargo, el salto fue cancelado debido al excesivo viento.

La misión fue interrumpida a las 17.45 GMT, unas dos horas después de iniciarse los preparativos para inflar el globo en el que Baumgartner iba a subir a la estrátosfera desde Roswell, en Nuevo México, donde tiene lugar este experimento.

El deportista de alto riesgo estaba ya dentro de la cápsula que el globo iba a elevar hasta 36.765 metros para lanzarse de allí al vacío, cuando los vientos volvieron a cobrar fuerza después de haber amainado unas horas antes, lo que había permitido iniciar los preparativos.

"Los meteorólogos dicen que tiene quizás tres semanas para encontrar el día perfecto, antes de que tenga que hacer las maletas y volver el año siguiente", comentó el corresponsal de la BBC de Ciencia, Jonathan Amos.

Desafío desde las alturas

Según los cálculos, Baumgartner alcanzaría una velocidad superior a los 1.110 km/h antes de un minuto después de haber saltado.

La idea era que el paracaídas se abriera a unos 1.500 metros del suelo para aterrizar unos diez minutos después del salto.

Todo estaba listo para filmar el vertiginoso descenso por cámaras enganchadas al traje especial que portaba Baumgartner, aunque la emisión no era en vivo por si acaso algo salía mal.

El traje está diseñado para protegerlo de la baja presión y el frío, pero cualquier mal funcionamiento puede ser letal. Tampoco se conoce a ciencia cierta el impacto que se producirá una vez que se rompa la barrera del sonido.

El "supersalto"

Baumgartner ya ha saltado desde 21,8 km y 29,6 km.

El aventurero de 43 años, conocido por saltar desde rascacielos, aseguró: "Si algo sale mal, lo único que te podría ayudar es Dios".

"Si te quedas sin suerte, si te quedas sin recursos, no queda nada y uno realmente tiene que esperar que él no te defraude", dijo.

Baumgartner se enfrentaría a una presión del aire menor a 2% donde es imposible respirar sin un suministro de oxígeno.

Peligro

Otras personas que han tratado de romper los registros existentes para las caídas libres más altas, más largas y más rápidas perdieron su vida en el intento.

El austriaco intenta sobrepasar la marca establecida por el coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos Joe Kittinger, quien en 1960 se lanzó desde 31,3 km.

Kittinger integra el equipo de Baumgartner y sería el único en hablarle durante el ascenso de dos horas y media y el descenso de diez minutos.

El conjunto de investigadores del proyecto Red Bull Stratos hacen hincapié en la relevancia científica del salto en caída libre y esperaban obtener información sobre nuevos sistemas para evacuaciones de emergencia en vehículos a altas altitudes.

La agencia espacial estadounidense NASA y fabricantes de naves espaciales habían solicitado que se les mantuviera informados.

Traje y casco presurizado

Globo y cápsula

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.