La sorpresa de encontrar una obra de arte en un mercadillo

Última actualización: Sábado, 8 de septiembre de 2012
renoir

Una pintura comprada por unos pocos dólares en un mercado de pulgas en Estados Unidos parece ser una obra original del reconocido artista francés Pierre-Auguste Renoir.

Cuando una mujer del Valle de Shenandoah, en el estado de Virginia (Estados Unidos), compró un lote de objetos en un mercado de pulgas en su localidad, no podía adivinar que estuviera llevándose a casa una obra de arte valorada en miles de dólares.

Hace más de año y medio, la protagonista de esta historia, que manifestó su deseo de permanecer en el anonimato, pagó menos de US$50 por una caja en la que llevaba un muñeco de Paul Bunyan, una vaca de plástico y un cuadro. Ahora, el cuadro puede tener un valor entre US$75.000 y 100.000.

En realidad, lo que más le llamó la atención fue el muñeco. En el cuadro se fijó por el precioso marco que lo contenía, al que pensó darle otro uso después.

Todos estos objetos estuvieron meses y meses en una gran bolsa blanca de plástico, sin encontrar destino, entre el garaje, la cocina y el auto de su dueña.

Un día, la mujer decidió hacer algo con el cuadro, y empezó a quitarle el lienzo. Su madre le pidió que esperara y que llevara la obra a algún experto para que le dijeran si tenía valor alguno.

"La mujer trajo el cuadro, estaba muy emocionada, pero no sabía lo que tenía en sus manos. Abrió la bolsa e inmediatamente me pareció una obra auténtica"

Anne Norton Craner, especialista en arte de la casa de subastas Potomack

Así lo hizo. El cuadro terminó en la casa local de subastas, Potomack Company, donde Anne Norton Craner, especialista de la empresa en arte y antigua investigadora del Museo Metropolitano de Arte, identificó la pintura como un trabajo original de Renoir llamado "Paysage Bords de Seine" (Una escena del río).

La obra data, aproximadamente, de 1879.

"La mujer trajo el cuadro, estaba muy emocionada, pero no sabía lo que tenía en sus manos. Abrió la bolsa e inmediatamente me pareció una obra auténtica", explicó Craner a la BBC.

"Es decir, lo sé por el color, ese color brillante, los rosas y los púrpuras. Además, Renoir es conocido por sus rápidas pinceladas. Y el color es muy importante tratándose de Renoir", agregó.

Craner sintió que era aútentico de forma instintiva.

Cautela por posible fraude

Pero el instinto no lo es todo, y menos si se habla del mercado del arte.

Los mercados de pulgas pueden convertirse en el escenario ideal para que los falsificadores de obras de arte pongan en práctica sus trucos.

El cuadro tiene por detrás la típica etiqueta de los marchantes franceses, y en ella aparece el nombre del artista y el título de la obra.

Craner buscó por el título y encontró un cuadro con el mismo nombre en el catálogo de la obra del impresionista francés.

No sólo ella investigó la autenticidad de la pintura. Un estudio realizado en la Galería Nacional de Arte de Washington DC y la confirmación de un experto en Renoir, terminaron por satisfacer a Craner.

El marco del cuadro es una pieza de los años 20.

Lo que nadie comprende es cómo una obra de Pierre-Auguste Renoir pudo terminar entre muñecos y baratijas de un mercado de pulgas.

Se cree que el último dueño conocido del cuadro fue Herbert May, esposo de Sadie May, una coleccionista de arte de Maryland, benefactora del Museo de Arte de Baltimore.

Ahí se pierde la pista del cuadro, que no fue visto desde 1926, hasta ahora.

La subasta tendrá lugar el 29 de septiembre. La dueña del cuadro ni ha pensado en quedarse con él.

Lo único que tiene en mente es, si todo sale bien con la venta de finales de mes, invitar a su madre en un viaje a París, Francia, para visitar el Museo del Louvre.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.